Cuentas corrientes y ahorro mueven sistema financiero en Risaralda 

Durante el tercer trimestre de 2019 las captaciones del sistema financiero en el Eje Cafetero totalizaron $9,1 billones, lo que significó un crecimiento real anual del 4,2%; comportamiento sustentado en los incrementos reales de los saldos de las cuentas corrientes y de ahorro, y en menor medida en los Certificados de Depósito a Término (CDT).

Entre los tres departamentos de la región, Risaralda tuvo la mayor participación en las captaciones con el 45,4% y evidenció el crecimiento real más alto de los tres departamentos por el notable aumento en los saldos de las cuentas corrientes y en cuentas de  ahorro, así como también la recuperación de los CDT tras cinco trimestres consecutivos de caída.

En el caso de las cuentas de ahorro en el último trimestre se evidenció el mayor aumento en los saldos de ese tipo, llegando a reportar una cifra de 10,5 %, este es un aspecto que ha venido teniendo un incremento a lo largo del año, reportando en el primer trimestre 1,5 %, en el segundo  5,7 %. Aunque las cuentas de ahorro mostraron una disminución, pasando de 14,0 % en el segundo trimestre a 9,2 % en el tercer trimestre del año, las captaciones en ese sentido también del sistema financiero.

Por otro lado, Caldas tuvo el 34,4% de las captaciones con incrementos reales destacados en los saldos de las cuentas corrientes y en los CDT, mientras que Quindío mostró una variación positiva menor a la del trimestre previo, generada por un menor ascenso en las cuentas de ahorro y CDT.

Colocaciones 

Por su parte, las colocaciones del Eje Cafetero registraron un crecimiento real del 6,3% debido fundamentalmente a la continuidad de la buena dinámica de los créditos de consumo. Por departamentos, Risaralda registró el 45,8% de los desembolsos totales de la región con un incremento menor al de los trimestres previos por la reducción en la variación del comercial y el de vivienda; sin embargo, el crédito de consumo creció al mayor ritmo desde junio de 2015.

De otro lado, Caldas que aportó el 34,4% de las colocaciones en el tercer trimestre de 2019, evidenció un crecimiento real en todas las líneas, siendo la de consumo la más destacada, seguida de la línea comercial, vivienda y microcrédito, última que registró el mayor incremento desde diciembre de 2014. Entretanto, Quindío contó con el 19,8% de los desembolsos, y mostró un aumento menor al de los trimestres previos, con un crecimiento significativo en el consumo y en menor medida en el crédito hipotecario, mientras que los desembolsos comerciales completaron el segundo trimestre de caída.

Finalmente, a septiembre de 2019 las provisiones del sistema financiero registraron un crecimiento real anual del 4,5%, siendo las de Quindío las de más aumento con 9,2% y un mayor deterioro en la línea de consumo; le siguieron las provisiones de Risaralda que registraron un incremento real del 15 3,5% con una caída en la línea comercial. Finalmente, las provisiones de Caldas tuvieron un ascenso de 3,1% con el segundo trimestre de caída en la línea comercial.