Un doble homicidio se registró en zona rural del municipio de La Victoria en el norte del Valle, según las autoridades, una mujer y un hombre fueron las víctimas fatales del hecho de sangre que es objeto de investigación.


De acuerdo con el reporte oficial, las personas muertas respondían en vida a los nombres de Lucena Cardona Valencia, de 72 años de edad, natural de Manizales, Caldas, residente en la vereda La Rivera y José Adolfo Aguirre Arias de 57 años, residente en una finca de la misma vereda donde trabajaba como agricultor.

Como responsable del crimen, quien se encuentra huyendo de la justicia, fue señalado por testigos, el esposo de la mujer fallecida y amigo de la segunda víctima.

 

El homicidio
El hecho sangriento se presentó en un caserío de la vereda La Rivera Alta del corregimiento de Miravalles jurisdicción de La Victoria. Vecinos del lugar relataron a este medio de comunicación, que desde tempranas horas del día domingo la pareja de esposos junto con el amigo se encontraban tomando licor en su casa, comentaron además que a eso de las 7 de la noche vieron salir al esposo en estado nervioso y con una mano ensangrentada.

El lunes en la mañana al ver que ninguna persona salía de la casa que tenía la puerta y ventana cerradas, los vecinos decidieron llamar a la señora de la casa, pero al no obtener respuesta optaron por subir al techo y a través de un agujero observaron a dos personas tiradas en el piso de la sala de la vivienda, en medio de un charco de sangre.

De inmediato le dieron aviso a las autoridades, quienes al ingresar a la vivienda y hacer la inspección del sitio, hallaron 2 cuerpos sin vida, los cuales presentaban múltiples heridas en diferentes partes de sus cuerpos causadas con arma blanca.

 

Maltrato
Vecinos de la pareja afirmaron que el agresor cada que tomaba licor, maltrataba a su esposa, por lo que se supone que esta vez en medio de la borrachera se pudo presentar uno de esos ataques y seguramente cuando el amigo quiso defender a la mujer, fue apuñalado al igual que ella. Una vez cometido el crimen, el hombre huyó por entre cafetales y desapareció, pero las autoridades lo tienen plenamente identificado.

Conocidos de Lucena Cardona afirmaron que ella cada mes viajaba a la ciudad de Manizales a cobrar su pensión y lo primero que compraba era aguardiente y se emborrachaba con su esposo.

14,336 total views, 9 views today