25.8 C
Pereira
martes, febrero 7, 2023

Viejos conocidos, pero primer cara a cara

Lionel Scaloni contra Didier Deschamps.

El duelo de la final en los banquillos. Juventud frente a experiencia. El argentino se enfrentó como futbolista, en el Deportivo de La Coruña, al francés en cuatro ocasiones cuando este dirigía al Mónaco, solo ganó una. Ahora, 18 años después, ambos persiguen el mismo objetivo: la tercera estrella de campeón del mundo para su país.

Nunca se han visto las caras como entrenadores jefe. Sí lo hizo Scaloni como segundo de Jorge Sampaoli en los octavos de final del Mundial de Rusia. Una derrota, obviamente amarga, por 4-3 que, sin embargo, le cambió la vida al, desde entonces, seleccionador argentino. Empezó como interino y como entrenador de la Albiceleste sub-20 para disputar el torneo de La Alcudia (Valencia, España), que acabaría ganando con Pablo Aimar y Walter Samuel como asistentes, los cuales le acompañan hasta hoy en el primer equipo. Pasó de seleccionador circunstancial, a fijo.

Con la crítica incluso de Diego Armando Maradona, y cuatro años después tiene en su palmarés una Copa América y una ‘Finalissima’ en 2021 y ha llevado a Argentina hasta la final de Qatar 2022. Un camino en el que suma 56 partidos en los que ha logrado 37 victorias, 14 empates y 5 derrotas.

A estas estadísticas se le pueden sumar dos victorias, y restar dos empates, si se tienen en cuenta las tandas de penaltis en las que logró la clasificación -contra Colombia en las semifinales de la última Copa América y en cuartos de Qatar 2022 frente a Países Bajos- tras empatar en juego. Por su parte, los números de Deschamps superan, con creces, los de Scaloni.

Lógico por la gran diferencia en cuanto a experiencia. El técnico galo lleva diez años al frente de la selección ‘blue’. 138 partidos a sus espaldas.

Pasó por un momento crítico al caer, contra Portugal, en la final de la Eurocopa en la que fueron anfitriones, pero rehízo a los suyos hasta ganar el Mundial dos años después y cuatro más tarde, tras caer en cuartos de una Eurocopa que se le resiste, volver a plantar la bandera de Francia en la final mundialista. Tras ganar a Marruecos, Deschamps sumó su triunfo número 14 en esta competición, con lo que igualó con el brasileño Luiz Felipe Scolari y se situó a dos del alemán Helmut Scholz, el que más tiene en toda la historia de los mundiales.

El galo tiene ante sí el domingo seguir siendo partícipe de todas las estrellas que luce en el pecho su país, ya que, en la primera, en 1998, lo hizo como jugador. Para lograrlo tendrá enfrente a un Scaloni con el que firmará un duelo de entrenadores inédito, aunque se conocen de los duelos entre Deportivo de La Coruña y Mónaco en Liga de Campeones a principios de siglo.

Mientras Deschamps daba sus primeros pasos como entrenador, Scaloni disfrutaba de su primera experiencia europea tras dejar Estudiantes. El Deportivo vivía años de gloria, lejanos ya, actualmente en Primera RFEF, tercera categoría del fútbol español, en la que compite por segundo año consecutivo. Soñaba con grandes metas en la Liga de Campeones, pero se le cruzó un Mónaco histórico en su camino. El primer duelo entre Deschamps y Scaloni fue el 21 de octubre de 2003 y acabó siendo el único partido que le ganó el argentino al francés. 1-0 con gol de Diego Tristán. En los otros tres, el Mónaco, que alcanzó la final de la edición 2003-2004 de la Liga de Campeones, en la que cayó frente al Oporto de José Mourinho, salió vencedor. Especialmente doloroso para el equipo español el segundo enfrentamiento de aquella temporada. Un 8-3 en el que Scaloni marcó el segundo para los suyos, que supuso el 4-2, en uno de los 18 goles que anotó con la camiseta del Dépor. A la siguiente temporada volvieron a verse las caras, también en fase de grupos. Victorias 2-0 y 0-5 del Mónaco. En el primero, Scaloni fue suplente y entró tras el descanso; mientras que

en la goleada jugó los 90 minutos. Sin embargo, su gran duelo llega este domingo. Desde las 18:00 hora local (-3 GMT), e incluso antes cuando den los onces y las instrucciones tácticas, en el majestuoso estadio de Lusail que albergará la final de Qatar 2022 entre Argentina y Francia. EFE

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -