19.4 C
Pereira
domingo, noviembre 27, 2022

Terremoto en la etapa más tranquila del Tour de Francia

La etapa más tranquila, sin escapadas, caídas, abanicos ni sorpresas, acabó de forma explosiva, con una sanción al francés Julian Alaphilippe que le hizo perder su maillot amarillo.

Fue un terremoto en una Francia encantada con su carismático líder, que hacía olvidar pandemias y tristezas. Julian Alaphilippe, del Deceuninck, tomó de un asistente un bote de líquido en los 20 último km de la etapa, donde el reglamento lo prohíbe. El gesto no pasó inadvertido para los comisarios de la carrera, que le sancionaron con 20 segundos.
Un tiempo pequeño pero determinante en una general muy apretada tras cinco jornadas de Tour, lo que llevó a Alaphilippe hasta el puesto 16 y a Yates al podium para vestirse por vez primera de amarillo. «Hubiera preferido ganarlo de otra manera», dijo el ciclista del Mitchelton, hermano gemelo de Simon, ganador de la Vuelta a España de 2018, que ahora cuenta con 3 segundos de renta sobre el esloveno Primoz Roglic, gran favorito para la victoria final junto con el colombiano Egan Bernal. Ironías del destino, Yates se vistió de amarillo cuatro años después de que el maillot de líder del Tour estuviera a punto de caerle en sus espaldas también por una decisión de los jueces.

Recuerdo del Ventoux

En 2016, en la etapa con final en el Mont Ventoux, el británico acabó segundo, mientras que su compatriota Chris Froome sufría una caída, rompía su bicicleta y, presa del pánico, se lanzaba a la carrera camino de la cima. La maniobra, inédita, tuvo que ser estudiada con cautela por los comisarios, que estudiaron sancionar a Froome, lo que hubiera dado el liderato a Yates. Finalmente, fueron benevolentes con el ciclista nacido en Kenia, que pudo mantener el maillot amarillo, mientras que Yates se conformaba con la segunda posición. Aquel año acabó cuarto de la general y fue el mejor joven. En esta ocasión, el amarillo no parece haber alegrado de forma particular a Yates, que aseguró que no está en este Tour para ganar la general. Su objetivo son etapas, entre ellas la de mañana en Mont Aigoual, lo que le permitiría mantener el liderato. El británico aseguró que ya lo había intentado la víspera, pero que el ascenso a Orcières-Merlette no era lo suficientemente duro para él. La rabia, sin embargo, si estaba contenida en la mirada de Alaphilippe, que prometió venganza. El corredor del Deceuninck se había vestido de amarillo en la segunda etapa en Niza. Lo lució tres veces, que sumó a las 14 del año pasado.

Alaphilippe busca revancha

«Son cosas que pasan, es una decisión oficial, no puedo hacer nada (…) «Mañana me volveré a poner en pie y trataré de recuperarlo», aseguró. El francés no podía por menos que sentir rabia contra si mismo, porque la jornada no hacía prever el final que se produjo. «Era una etapa muy larga y aburrida, con un final muy nervioso, tenía que estar concentrado para mantener el maillot y tratar de ganar con Sam Bennett en el ‘sprint'», señaló.

Sin fugas

No había mejor escenario para salvar un día más el liderato. Nadie quiso dar la batalla entre Gap y Privas, una etapa sin historia que acabó siendo histórica. Los aventureros pensaron que el «sprint» era inevitable y ni siquiera lo intentaron. Tampoco los equipos más modestos, que deben convencer al organizador para que les inviten en el futuro, se lanzaron a la aventura.
Desde 2008, todas las etapas habían tenido alguna fuga de, al menos, 10 kilómetros, si se exceptúa en esta nómina a las del último día, el paseo triunfal del ganador por los Campos Elíseos. Hay que remontarse a los años 90 pare ver etapas sin fuga. En 1995, la jornada se neutralizó entre Tarbes y Pau en homenaje a Fabio Casartelli, fallecido la víspera. Tres años más tarde, entre Albertville y Aix-les-Bains, los jugadores se declararon en huelga por la exclusión de Festina y TVM, acusados de dopaje organizado. La etapa tuvo que ser anulada. Las escapadas están cada día menos de moda. Entre 2005 y 2009 doce etapas cayeron en manos de ciclistas implicados en una fuga. Entre 2010 y 2014 fueron solo seis. Desde 2015 solo el noruego Edvald Boasson Hagen ha logrado hacer prosperar una escapada hasta la meta. 

La etapa 6:

Este jueves segundo final en alto en la sexta etapa que se disputará entre Le Teil y el inédito Mont Aigoual, con un recorrido de 191 km. 

Así está la general:
   

  1. Adam Yates (Mitchelton) 22h 28:30
    2. Primoz Roglic (Jumbo) a 3″
    3. Tadej Pogacar (UAE) a 7″
    4. Guillaume Martin (Cofidis) a 9″
    5. Egan Bernal (Ineos) a 13″ 

Los colombianos: 

  1. Egan Bernal (Ineos): a 13″
    7. Nairo Quintana (Arkea) a 13″
    8. Esteban Chaves (Mitchelton: a 13″
    9. Miguel Ángel López (Astana): a 13″
    14. Rigoberto Urán (EF): a 13″
    21. Sergio Higuita (EF): a 41″
    34. Daniel Martínez (EF): a 4′ 17″
    57. Harold Tejada (Astana): a 15′ 02″
    66. Winner Anacona (Arkea): a 19′ 07″
    105. Dayer Quintana (Arkea): a 36′ 45″

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -