26.7 C
Pereira
lunes, mayo 27, 2024

Moisés Castillo deja su gran huella en el hapkido

Julián Andrés Santa

El deporte de Risaralda está de luto y hoy le rinde un merecido homenaje a la vida de Moisés Castillo, presidente de la liga departamental de hapkido y de la federación colombiana de este deporte, quien falleció por una enfermedad terminal. ‘Moiso’ deja su gran huella imborrable en esta disciplina a la que sin duda engrandeció de gran forma y por la que siempre trabajó, sin dejar de soñar como un niño pero con el carácter y la firmeza que lo caracterizó.

El papá del hapkido

Para el profesor Castillo no fue necesario haber nacido en Risaralda para trabajar incansablemente por su gran pasión, el hapkido, por eso con el paso del tiempo fue considerado el papá de este deporte, aportando en 1994 a la fundación de la liga risaraldense y además aportando al crecimiento de los procesos deportivos en Santa Rosa de Cabal, municipio en el que vivía y el cual se ganó su corazón. Todo esfuerzo trae su recompensa y así fue para Moisés Castillo al haberse ganado el respaldo de ser elegido como el presidente de la federación, un logro invaluable y bastante merecido.

“Vivió siempre para su deporte”

Luis Eduardo Duque, secretario de deportes de Risaralda, se refirió al dirigente fallecido. “Lo consideré un guerrero, una persona con tenacidad, una persona fuerte, que vivía todo el tiempo en pro del hapkido en el departamento. Una persona que quiso hacer de este deporte como una familia y eso se notó ahora con la presencia de todos sus discípulos, de sus hijos que hacen parte de la liga. Yo diría que Moisés se queda grabado en todos los corazones de estos muchachos del deporte risaraldense”.

Uno de sus últimos compartires

“Nos sorprendimos todos porque Moisés era una persona muy fuerte de carácter. En diciembre estuvimos en un evento y la sorpresa fue que nos llevó un detalle, estaba todo bien organizado, le preguntamos y nos dijo que era un momento especial. Él ya sabía que tenía cáncer pero no quiso informarle a nadie, ni siquiera a su familia”, puntualizó el secretario de deportes de Risaralda.

Su hijo continúa su legado

Moisés Castillo deja la herencia del talento, disciplina y amor por el hapkido a sus hijos, en especial a su principal discípulo: Brayan Lee Castillo, medallista en los pasados Juegos Nacionales del Eje Cafetero y que venía siendo entrenador en los polos de desarrollo pero ahora seguirá los pasos de su papá al ser el orientador de su amado deporte en todo el departamento.

Dato:

Moisés Castillo vivió para engrandecer el hapkido. Su sonrisa en el rostro siempre lo acompañaba, aún en los momentos de sus dolencias y complicaciones de salud. ¡Será recordado en todo momento profe!

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -