20.4 C
Pereira
miércoles, diciembre 7, 2022

La mejor gimnasta rítmica del país entrena por estos días en Pereira

Lina Dussan, con 22 años de edad, empacó maletas y se vino desde Bogotá para reiniciar su preparación en su carrera por obtener un cupo a los Juegos Olímpicos de Tokio. 

“Para mí la gimnasia rítmica significa mi vida, deporte que me ha dado muchas oportunidades de salir adelante, de estudiar, de viajar, de conocer el mundo (15 países)”, fueron algunas de las palabras expresadas por Lina Dussan, la mejor gimnasta de Colombia, a El Diario antes de iniciar una nueva jornada de entrenamientos en el Coliseo Primero de Febrero, escenario que adoptó para retomar sus rutinas.
Lina, desde el año 2012 es la campeona nacional en la categoría juvenil categoría 2012-2013, y desde el 2014 hasta la fecha también campeona nacional en categoría adulta. “Ha sido un camino bastante duro y largo para poder continuar en este primer lugar”, dijo la campeona de Juegos Bolivarianos, medallista de los Juegos Centroamericanos y finalista en los Juegos Panamericanos de Lima, quien empezó la práctica de la gimnasia rítmica a los 7 años, estando con Selección Colombia desde los 14 años. “Estoy muy contenta de estar acá, de poder entrenar, de esta oportunidad que me están dando acá en la Liga de Risaralda”.

Llegó desde Bogotá

“Me desplacé desde Bogotá, donde vivo, hasta Pereira para poder retomar mis entrenamientos de gimnasia, ya que desde marzo estuvimos confinados y la verdad es que la falta de espacio nos hizo bajar un poco el ritmo de los entrenamientos pues en casa no se pueden hacer muchas cosas que debemos hacer (muchos elementos). Gestionamos todos los permisos con la Federación Colombiana de Gimnasia y la Liga Risaraldense para poder llegar y reiniciar trabajos rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio”. Al lado de la entrenadora Martha Pardo viene realizando sus rutinas diarias utilizando para ellas las herramientas tecnológicas por medio de las cuales la profesora acorta esas distancias. 

¿Por qué Pereira?

Cuenta que no dudaron en trasladarse a Pereira porque esta fue la primera ciudad en abrir el coliseo de gimnasia, pues en ninguna otra parte están abiertos los centros deportivos, “por eso fue que gestionamos el permiso para poder entrenar ya que en Bogotá está un poco demorado el trámite”. 

Piensa en los Olímpicos

“Nosotros el próximo año tenemos pensado participar en dos copas del mundo, luego tenemos el Campeonato Panamericano donde se definirá el único cupo de la gimnasta que representará a América en los Juegos Olímpicos. Nos estamos preparando para desarrollar nuestras rutinas de la mejor manera”. Dice que Canadá, México y Brasil serán sus competidores más fuertes que tendrán que competir para ganar el cupo.

Cuando compite

“Yo me considero una gimnasta muy expresiva, carismática y que me ganó el cariño de la gente mientras estoy compitiendo, logro transmitir esas emociones hacia el público”. comenta que en los aparatos que mejor le va es en balón y en mazas. 

En pandemia

“Fue un poco difícil el saber que estábamos en casa sin poder salir y sin competir y sin poder entrenar en las condiciones óptimas. Tuvimos que tener mucha fortaleza mental para superar todo el tema de la pandemia, obviamente hay días buenos, hay día malos, días en que uno se estresa por estar en la casa, en que da ansiedad, que no quieres entrenar, que te da pereza, pero también hay que tener mentalidad para superar todo eso y continuar con los entrenamientos”.

Mensaje para las niñas

“A todas las niñas quiero decirles que, si quieren practicar algún deporte, que lo hagan de la mejor manera, con la mejor disposición, que siempre lo hagan con mucho cariño, que sean responsables y disciplinadas con todas las actividades”.


El año de la generación perdida

William Cano, director ejecutivo de la Liga Risaraldense, destacó que Lina esté en estos momentos entrenando: “de eso se trata, de hacer un trabajo articulado en donde todos los actores nos unimas y nos apoyemos”. La Liga Risaraldense de Gimnasia tomó un proceso de mucho compromiso, tratando de ser pioneros en el departamento y en el país en lo que tiene que ver con la reactivación, cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad, realizando un trabajo serio desde el mes de junio con miras de poder iniciar labores lo más pronto posible. “Hemos tenido pérdidas sensibles de atletas y usuarios. Queremos convertirnos en un aliado estratégico de los padres de familia para educar los niños en la práctica y en el uso de los protocolos de seguridad para cuando regresen al colegio y a los espacios los niños se sepan comportar”. Agrega Cano que siguen con un proceso de mejoramiento emocional y mental pues los niños estuvieron confinados cerca de seis meses.
La Liga tiene más de 1100 usuarios y la problemática no se hizo esperar en una familia tan diversa debido a que muchos padres se quedaron sin empleo. Desde el 3 de septiembre abrieron las puertas del Coliseo Primero de Febrero para las deportistas de alto rendimiento y un día más tarde llegaron las de escuelas de formación. Los deportistas ya no entrenan una hora y media, sino una hora, atendiendo un máximo de 25 niños cada hora. “Este es el año de la generación perdida en donde muchos atletas perdieron su categoría, es un año de pérdidas materiales, emocionales… Perdimos muchas opciones en las categorías inferiores, en las reservas deportivas, algunos deportistas de la categoría mayores tuvieron que dejar de entrenar porque tienen que trabajar para no morir de hambre”. 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -