18.4 C
Pereira
martes, agosto 9, 2022

Ingredientes para una escapada

Es tendencia

- Advertisement -

En vísperas de la primera jornada de descanso y tras haber completado más de una semana de carrera en el Tour de Francia, la novena etapa presenta todos los ingredientes para que se forme una escapada en un terreno escarpado de media montaña pero que incluye dos puertos de primera categoría.

La cima del último, sin embargo, el Pas de Morgins, se sitúa a casi 10 kilómetros de la meta, lo que le resta puntos para convertirse en una rampa de lanzamiento de ataques entre los favoritos a la general. Será la última gran dificultad de la jornada que parte de Aigle, sede de la Unión Ciclista Internacional (UCI), en suelo suizo, y que, tras recorrer 192,9 kilómetros, llega a Châtel de nuevo en Francia. El recorrido jalonará las costas del lago Leman y, tras efectuar una gran vuelta, regresará de nuevo a Aigle, desde donde podrán rumbo al Pas de Morgins y a la meta en Châtel. Antes del último puerto los ciclistas deberán afrontar otros tres, uno de cuarta, otro de segunda y el Col de la Croix, también de primera, con cima a 60 kilómetros de la llegada.

En la etapa de ayer

El belga Wout van Aert logró ayer su segunda victoria en este Tour de Francia, al imponerse en el "sprint" en subida en Lausana, junto a la sede del Comité Olímpico Internacional. El ciclista del Jumbo fue el más rápido en la llegada en pendiente, donde superó al australiano Michael Mattheuws y al esloveno Tadej Pogacar, que sumó cuatro puntos de bonificación y afianzó su maillot amarillo de líder. Tras tres segundos puestos en las tres primeras etapas, Van Aert se impuso en Calais en un "sprint" puro y llevó varios días el maillot amarillo.

Quintana sufrió caída pero espera no tener consecuencias

El colombiano Nairo Quintana sufrió una caída en la primera parte de la octava etapa del
Tour de Francia, pero aseguró que no parece tener consecuencias y entró en la meta de
Lausana en el grupo de los favoritos. "Se ha rodado muy rápido, pero he hecho el esfuerzo.

Me he caído, pero estoy bien, espero que mañana no tenga problemas, que pueda correr
bien (la etapa) y acabar con los mejores", aseguró el ciclista del Arkea. Tras el repecho final que llevaba a la sede del Comité Olímpico Internacional (COI), donde estaba situada la meta, Quintana aguantó el tirón explosivo de los favoritos y acabó decimoquinto con el mismo tiempo que el ganador, el belga Wout van Aert. El colombiano es undécimo de la general, a 2.10 del esloveno Tadej Pogacar, que sumó cuatro segundos de bonificación en la meta de Lausana gracias a su tercer puesto.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -