20.5 C
Pereira
sábado, noviembre 26, 2022

El Tour, con un recorrido montañoso, promete emoción hasta el final

Está a punto de comenzar un Tour de Francia distinto, atípico, fuera de sus fechas habituales, con medidas de seguridad sanitarias muy estrictas y un recorrido que en lo deportivo promete no desvelar el secreto del ganador hasta el último sábado, 19 de septiembre, cuando una cronoescalada en la Planche des Belles Filles defina la foto del podio final. El recorrido apenas ha sufrido algún ligero retoque. A pleno sol, el pelotón saldrá de Niza, ciudad de tradición arraigada al ciclismo, con 2 etapas marchosas que obligarán a evitar despistes, especialmente la del domingo, que pasará por la Colmiane (1ª), Turini (1ª), el Col d’Èze (2ª) y la Cota de Quatre Chemins a solo nueve kilómetros de meta. El primer final en alto de los cinco previstos llegará en la cuarta etapa con la subida a Orcières-Merlette (1ª; 7,1 kms al 6,7%) tras otros cuatro puertos puntuables. Y en la sexta se presenta el Mont Aigoual como meta, cima no puntuable, pero de 8,2 kms al 4%) tras superar en el tramo previo el Col de la Lusette (1ª, 11,7 kms al 7,3%).

En los Pirineos

En este Tour los Pirineos solo albergarán dos etapas y no se presumen decisivas. La octava etapa llega a Loundeville tras superar el célebre Col de Menté (1ª), Balès (Especial) y un Peyresourde (1ª) desde el que se bajará directo a meta. Al día siguiente el Soudet-Issarbe (1ª) y el siempre asfixiante Marie-Blanque (1) pueden ser terreno para que se expliquen los grandes aspirantes al podio. Tras el primer descanso del 7 de septiembre opciones para los rodadores con 2 jornadas propicias, aunque el viento podría cambiar muchos planes, antes de entrar en el Macizo Central por el Suc au May (2ª).
La 13ª jornada alberga 7 puertos y desemboca en el Puy Mary (1ª; 5,4 km al 8,1%). Desde allí la carrera hace una breve incursión en los montes Jura, con una de las etapas clave con Selle de Fromentel (1ª), Col de la Biche (1ª) y final en el Grand Colombier (Especial; 17,4 km al 7,1%). Ya en los Alpes, el martes 15, se llegará a Villard-de-Lans (3ª) tras superar Saint-Nizier-du-Moucherotte (1ª, 11,1 kms al 6,5%). La jornada top será la 17a, con dos grandes colosos que llaman a la gran batalla de los escaladores, nada menos que La Madeleine (Especial, 17 kms al 8,4) y el Col de la Loze (Especial; 21,5 km al 7,8%), final de etapa.
Para rematar la fase alpina una etapa sin descansos el jueves 17 con otras cinco subidas: Cormet de Roselend (1ª), Route des Villes (3ª), Saisies (2ª), Aravis (1ª) y el Plateau des Glières (Especial), con tramo de tierra incluido, a 35 km de la meta en La Roche-sur-Foron. Por si fuera poco faltará la única contrarreloj del Tour 2020, el penúltimo día, de 36 kms con el ascenso de 5,8 kms al 8,4 por ciento. En esa cima se sabrá quién es el vencedor de la «edición de la mascarilla». En París, la fiesta final será el domingo 20 de septiembre.

El Tour de las incógnitas 

La edición 107 del Tour saldrá dispuesto a salvar la prueba estandarte del ciclismo. La pandemia del coronavirus ha marcado y marcará las tres semanas de competición. El pelotón vivirá pendiente de los controles del virus, lo mismo que cualquier sector del entorno organizativo y medios que siguen la carrera.
 
El duelo Bernal-Roglic

La adaptación fisiológica, el tiempo, los planes especiales de entrenamiento son factores que pueden desembocar en hechos inesperados. Los grandes favoritos van a llegar con interrogante. El reciente Dauphiné destapó las dudas. ¿Cómo llega Bernal al Tour? ¿Podrá defender el título a sus 23 años? ¿Le responderá su equipo con su rol habitual de dominador absoluto? Son dudas deportivas acentuadas por la irrupción del esloveno Primoz Roglic. El Tour espera el duelo Bernal-Roglic, y por otra parte la confrontación entre Ineos y Jumbo Visma. La escuadra británica sin Thomas ni Froome, pero con el ecuatoriano Richard Carapaz reclutado a última hora. Decisión lógica tras el «baño» del Jumbo al Ineos en el Dauphiné. Los hombres de Roglic se vinieron arriba con la participación estelar del neerlandés Tom Dumoulin y del estadounidense Sepp Kuus.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -