19.4 C
Pereira
martes, febrero 7, 2023

El banquillo de Argentina, orgullo y reivindicación de José Pékerman

José Pékerman tuvo un efímero paso por el banquillo de la selección absoluta de Argentina.

Pero al frente de la sub 20 se proclamó tres veces campeón del mundo. Ahora algunos de sus pupilos integran el cuerpo técnico de la Albiceleste y buscan cumplir el sueño de la tercera estrella sobre el escudo nacional.

El seleccionador, Lionel Scaloni, y el cuerpo técnico que integran los también exfutbolistas Pablo Aimar, Roberto Ayala y Walter Samuel pasaron por las manos y las enseñanzas del hoy seleccionador de Venezuela, que también lo fue de Colombia, además de la Albiceleste.

«Ellos mamaron a José (Pekerman) y su docencia». Fue la contundente frase con la que el más veterano de los responsables técnicos de la selección argentina, Roberto Fabián Ayala (49 años), se refirió recientemente en una entrevista al peso de la maestría del exjugador de Argentinos Juniors e Independiente de Medellín en sus compañeros.

«Valores» es la palabra que más se repite cuando jugadores que han sido entrenados por Pékerman hablan sobre él, sobre lo aprendido bajo su batuta, sobre lo generado por sus enseñanzas.

Por ese motivo, tampoco es de extrañar que, cuando días atrás el exseleccionador argentino concedió una entrevista al diario Clarín, hablase de «orgullo» para referirse al sentimiento generado en él por el actual cuerpo técnico del combinado finalista del Mundial de Qatar 2022.

«Es un gran orgullo. Una alegría por ellos, por el fútbol argentino que se identifica con la historia, con el pasado y con un camino que marcó una huella en el tiempo», dijo Pékerman en dicha entrevista en medio de su presencia como espectador en la cita mundialista.

El actual seleccionador de Venezuela dirigió a la sub 20 de Argentina entre 1994 y 2001, años en los que obtuvo tres títulos mundiales: los de 1995, 1997 y 2001.

En una selección integrada por hombres como Leo Biagini, Cristian Díaz, Sebastián Pena o Juan Pablo Sorín, la Albiceleste sub 20 se impuso en la final de Catar 1995 a la hasta ese momento tricampeona Brasil.

Dos años después, Pékerman logró su segunda corona mundial en Malasia, en una final disputada ante Uruguay y en la que jugadores como Juan Román Riquelme, Leo Franco, Bernardo Romeo o Esteban Cambiasso defendían la camiseta celeste y blanca.

En la foto de ese equipo campeón, que solo perdió un encuentro de primera fase ante Australia (3-4), también estaban Walter Samuel -uno de los bastiones defensivos de aquella selección-, Pablo Aimar -uno de los mejores jugadores del torneo- y Lionel Scaloni.

En una imagen icónica de aquel torneo, el hoy seleccionador de Argentina, que anotó un gol clave contra Brasil en cuartos de final, levanta la copa de campeones.

En 2001 la consagración fue para futbolistas como Javier Saviola, Maxi Rodríguez, Andrés D’Alessandro o Fabricio Coloccini: el tercer título mundial para Pékerman y cuarto global para Argentina -que ya había conquistado el de 1979-.

En la mencionada entrevista con Clarín, el exseleccionador sub 20 fue consultado por Scaloni y, sobre él, dijo que «siempre fue muy inteligente para ver el fútbol».

Del exfutbolista del Deportivo de La Coruña, Racing de Santander y Mallorca, expuso que «siempre fue muy detallista y observador» y, sobre todo, destacó que «siempre se preocupó por la unión del grupo más allá de su rol y eso hoy en la unión de este plantel se ve claramente reflejado».

¿Y LA ABSOLUTA?

José Pékerman tuvo oportunidad de dirigir a la selección absoluta ya en 1998, cuando renunció Daniel Passarella tras caer en el Mundial de Francia ante Países Bajos. Pero no quiso.

La ocasión llegó en 2004, cuando, de manera sorpresiva, Marcelo Bielsa -que había llevado a Argentina al título olímpico en Atenas y a la final de la Copa América de Perú, celebrada el mismo año- se marchó y un exitoso Pékerman asumió el ‘ascenso’ a la absoluta.

Bajo la dirección del entrenador entrerriano, Argentina certificó su clasificación para el Mundial de 2006, aunque en la cita alemana perdió en cuartos de final contra la selección anfitriona.

«Yo creo que esto se terminó, que es el fin de un ciclo y que no voy a continuar», fue su rotunda frase para decir adiós a un cargo en el que, a gusto de muchos, duró demasiado poco.

Ahora, con el regusto amargo de ser el técnico que clasificó dos veces a un Mundial (Brasil 2014 y Rusia 2018) a Colombia en los años que estuvo al frente (2012-2018) -y que ahora quedó fuera- y la relativa distancia que da dirigir a Venezuela, ausente en Qatar 2022, Pékerman disfruta con «mucho orgullo» del éxito de sus pupilos, esos que sacan pecho y reivindican la figura de un maestro. EFE

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -