Por primera vez una mujer llega al cuerpo técnico del equipo femenino Matecaña

Juliana Londoño, exjugadora del Pereira, tecnóloga en entrenamiento deportivo, apasionada por el fútbol, hincha a morir del Matecaña, ahora tiene el mayor reto como profesional.

Deportivo Pereira atraviesa un interesante momento en la Liga, resultado de un buen trabajo, disciplina y planeación desde la gerencia deportiva. Con el anunció de la realización del campeonato profesional femenino, donde participará el cuadro Matecaña, es necesario la planeación de un buen esquema y equipo de trabajo para que a pesar del corto tiempo hayan avances en esta rama.

En ese proceso de cambio y mejoramiento, Felipe Euse, directivo del club pereirano avaló la llegada por primera vez de una mujer al grupo de entrenadores y al cuerpo técnico del cuadro profesional femenino.

Se trata de Juliana Londoño, tecnóloga en entrenamiento deportivo, quien desde el 1 de febrero se encarga de la formación del equipo femenino de la Academia y de los niños más pequeños (categoría 2012). Esta exjugadora profesional, que durante cinco años actuó como volante en el Deportivo Pereira, habló con El Diario sobre el mayor reto profesional que asume a sus 21 años de edad.

Sin duda alguna su interés por el fútbol nació desde la familia, muchos de sus integrantes tienen esa inclinación hacia este deporte y cuando empezó a jugar con el equipo de la Perla del Otún también nacióel interés de llegar más allá.

Sus objetivos

“Formar el grupo femenino de la Academia, teniendo en cuenta que no hay una base del equipo femenino. Cada año realizan convocatorias, pero en verdad no hay cantera o base, y a eso llegué, a fortalecer esa parte. Además estamos haciendo un proceso muy bonito con los niños”, dijo Juliana, la misma que hizo parte del seleccionado que quedó campeón centroamericano con La Salle en los juegos escolares en México, equipo dirigido por el profesor Eduardo Garzón.

Faltaba una mujer

“También estaré en el equipo femenino haciendo parte de su cuerpo técnico, la idea era que una mujer se vinculara al club porque era increíble que en el equipo de la ciudad no hubiera. Hay cosas que solo entre mujeres entendemos y que para un hombre es más difícil”.

Es necesario que…

“Hay que hacer un proceso por una misma línea, porque es muy complicado cuando hacen una veeduría, llegan jugadoras de todas partes con características diferentes, lo cual es válido, pero cuando tienes una base, una cantera como lo es la Sub 20 y la Sub 17 del equipo masculino con pelaos que vienen trabajando con los profes la misma idea que en el equipo profesional, esa es una ganancia y por eso yo llegue acá con esa propuesta”.

Esa propuesta de la que habla Juliana llegó a las manos del gerente deportivo del cuadro Matecaña cuando se encontraban participando de un seminario deportivo, donde además estaba el profesor Luis Eduardo Duque, director de las fuerzas básicas. Allí ella les propuso que era necesario que una mujer estuviera allí en el equipo profesional.

“Como entrenadora tengo ciertos principios y busco en los jugadores y jugadoras que sean personas íntegras, es decir no solo fijarnos en la parte futbolística, sino también en la parte humana. La actitud también es algo primordial, así como la disciplina y el compromiso”.