Madres apasionadas por lo que hacen en el ciclismo

En este día tan especial El Diario rinde homenaje a las madres que dentro de la práctica deportiva contribuyen para dejar en alto el nombre de Risaralda.

Vivian Fonseca, integrante de la Comisión de Manejo y Organización de Eventos de la liga Risaraldense de Ciclismo y presidenta del Club de Actividades Subacuáticas Atlanta, y Natalia Muñoz, la talentosa ciclista profesional protagonista en las carreras más importantes del país, son apasionadas por lo que hacen y unas mamás ejemplares, ellas compartieron con El Diario sus vivencias durante el aislamiento y además la manera como celebrarán al lado de sus seres queridos el Día de la Madre.

De evento en Evento

Vivian Fonseca es graduada del Sena en la primera promoción de Manejo y Organización de Eventos, madre de dos hijos, uno de 30 años y que vive en Estados Unidos y el otro de 17 años que es deportista de alto rendimiento en actividades subacuáticas.

Más tiempo en familia

Sobre los días de confinamiento dice que se tuvo que adaptar, pues con los eventos que tiene que cubrir lleva una vida acelerada, en constante movimiento y por eso son muchas las cosas que se hacen en un día cuando las cosas están normales. Pero dentro de todo lo bueno que le ha traído el aislamiento es tener más tiempo para compartir en familia, con su mamá e hijo menor. Además aprovecha estos días para estudiar y capacitarse más.

Celebración virtual

“Este año el Día de la Madre es algo diferente y  atípico pero igual lo celebraré con mi mamá e hijo en casa con un almuercito hecho por mí. Esperamos reunirnos con mis hermanas a través de Internet, ya que viven fuera del país”, dijo.

Entrenar con su hijo

“Como lo mío es manejar eventos masivos de ciclismo, por esta época todo lo que tenga que ver con ciclismo está parado y pues cualquier otro deporte, motivo por el cual he estado un poco tranquila, no es mucho lo que he podido hacer desde casa porque casi toda mi labor es por fuera. Esto es un cambio diferente de rutina, estar más pendiente de las tareas del niño, pendiente y acompañándolo en sus entrenamientos virtuales con actividades subacuáticas. Además aprovecho para hacer entre los dos rodillos (bicicleta)”.

El mejor regalo es…

Cada año para el Día de la Madre siempre pide salud; “para mi madre, para mis hermanas, para mis hijos, para mí, para aquella gente que quiero y está en el corazón y que me rodean. Después de que tengamos salud el resto viene por añadidura y todo es bendición”.

Esto enseña que…

“El confinamiento nos deja muchas enseñanzas, como saber administrar más el tiempo, saber que tenemos que pasar más con la familia, mirar nuestras prioridades, fijarnos metas y no aplazarlas, además al alcanzarlas fijarse un reto más. Creo que esto ha tocado las fibras de muchas personas para ser más solidarios y es algo que me alegra mucho el corazón. Yo digo que uno siempre debe ayudar al otro sin esperar nada a cambio”, añade Vivian, quien además es voluntaria desde hace 10 años de la Fundación Sanar, a donde llegó gracias a Santiago Robledo, presidente de la Liga Risaraldense de Ciclismo, y su mamá la señora Ligia Villegas de Robledo. Ayudar a los demás es su idea de vida y siempre se lo ha inculcado a sus dos hijos. “Ser solidarios, ponerse en los zapatos de los demás es la enseñanza más linda que la madre puede dejar a los hijos. Quiero mandarles un abrazo a todas las mamás, todas hacen una muy buena labor, el hecho de ser mamá ya es algo que nos diferencia de otra mujeres, siempre velando por nuestros hijos, así ya no estén en casa, por ellos nos levantamos todos los días”.
Vivian llegó a la Liga de Ciclismo por medio de Acord Risaralda, empezó con el periodista Héctor Santana en la sala de prensa del Suramericano Sub 20 de Fútbol que se jugó en Pereira. Luego este la recomendó con Santiago Robledo y fue así como su primer trabajo en la organización de eventos con la Liga lo hizo en un Nacional de Ciclismo, selectivo para Juegos Bolivarianos. Además ha participado en la logística de Juegos Bolivarianos. Desde el 2005 trabaja con esta Liga y desde hace tres años con la Federación Colombiana de Ciclismo en el Tour Colombia. A esto se suma que desde el 2017 está al frente del Club Atlanta de actividades Subacuáticas.

 

Eventos más significativos en los que ha participado:

-Suramericano de fútbol Sub-20
-Juegos Bolivarianos 2005
-Mundial Sub-20 de Fútbol
-Copa Mundo de Ciclismo de Pista UCI
-Protocolo Secretaría de Deporte, Recreación y Cultura de Risaralda
-Jefe de misión Juegos Deportivos Paranacionales 2015
-Comisión de protocolo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe
-Tour Colombia 2018 – 2019 y 2020
-Vuelta a Colombia Femenina 2019
-Campeonato Panamericano de MTB Pereira 2018
-Clásica Rubén Darío Gómez desde el 2011 a la fecha
-Organización del Mundial de MTB en duro
-Eventos nacionales y regionales Liga de Ciclismo en las 4 modalidades
-Ciclopaseos que hace con las Alcaldías de Pereira, Santa Rosa y Dosquebradas

 

Natalia, otra madre ligada al ciclismo

Natalia Muñoz es sinónimo de profesionalismo y talento a bordo del ‘caballito de acero’. Reconocida en el mundo del ciclismo femenino nacional le dijo a este medio que espera empezar el Día de la Madre entrenando en su bici y luego nada tendrá más importancia que compartir con sus dos hijos y madre. “Mi mejor regalo son mis hijos, tener salud, compartir con ellos, estar acá en casita tranquila con mi mamá, poder hacer el almuerzo juntos, sentarnos a almorzar, tener una charla amena y poder disfrutar de algunos juegos de mesa o vernos una película”, dice Natalia, quien en cada logro conseguido en las competencias que participa ratifica el orgullo que por ella siente su hija mayor Valentina (14 años) y el pequeño Jerónimo que cumplirá 4 años en julio.
Explica que durante el aislamiento ha estado en casa, pero que en el mes anterior empezó a laborar con la Alcaldía de Dosquebradas haciendo videos virtuales y haciendo tomas deportivas en los barrios, “tratamos de salir solo tres veces a la semana y el resto entrenando en casa”. Dice que este día de celebración lo pasará en casa con sus dos hijos y su mamá para disfrutar de una rica pizza que ella misma preparará.

Para no perder el ritmo

“He estado entrenando rodillo en casa, me dieron permiso para entrenar afuera dos horas diarias cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad. Los trabajos en el entrenamiento no pueden ser tan duros para no bajar las defensas”. Dice que este año la pandemia cambió totalmente el curso de competencias pues ya no saben cuándo se disputarán, por ejemplo, tenía planeado participar en la Leyenda del Dorado, en la Vuelta al Tolima, en la vuelta a Anapoima y todo esto quedó cancelado. Aún no es seguro que se corra la Vuelta a Colombia Femenina.
Esta situación por un lado la ha perjudicado por no poder realizar los entrenamientos como estaba acostumbrada, pero por el otro es ideal para compartir más tiempo con sus hijos y estar más pendiente de las cosas de la casa.