‘Lucho’ Herrera fue rey en España hace 33 años

Ni en los cálculos de los más optimistas estaba que el colombiano ‘Lucho’ Herrera pudiera ganar la Vuelta a España de 1987 porque en ese competición apenas iba «a rodar» para preparar el Tour de Francia. Incluso, el jefe de filas era Martín Ramírez. Pero al final de 23 días de carrera Luis Alberto Herrera salió como campeón de la Vuelta que finalizó el 15 de mayo de 1987. Del triunfo de ‘Lucho’ Herrera con el equipo Café de Colombia han pasado 33 años pero sigue imborrable pues fue la primera vez que un colombiano ganó la Vuelta a España, que con el Tour de Francia y el Giro de Italia son las tres grandes carreras por etapas más importantes del mundo.

No era favorito

Los favoritos de esa Vuelta a España eran el francés Laurent Fignon, que falleció de cáncer en 2010; el irlandés Sean Kelly, el español Pedro Delgado y el alemán Reimund Dietzen. Pero el colombiano no estaba en esa lista. Herrera superó a Dietzen por 1 minuto y 4 segundos, mientras que Fignon cedió 3 minutos y 13 segundos. Herrera ganó la etapa de Lagos de Covadonga dando una demostración de poderío en la montaña y se vistió de amarillo, el color de la camiseta para el líder que ahora es roja. Por coincidencia ese día, el 4 de mayo de 1987, ‘el Jardinerito’ cumplía 26 años. Herrera mantuvo el maillot amarillo durante los siguientes seis días hasta que Kelly, que ya había sido líder, aprovechó una contrarreloj individual de 24 kilómetros para retomar el mando. Sin embargo, en la siguiente jornada Kelly puso pie en tierra por una forunculosis. Aquel mismo día, Fignon se hacía con el triunfo de etapa y se situaba tercero en la general, por delante de ‘Perico’ Delgado. Herrera recuperó el mando de la general al entrar segundo en la fracción y se distanció de Dietzen, su más peligroso rival de cara al título.
Los tres últimos días de carrera fueron controlados por los colombianos que finalmente lograron tallar ese primer gran logro que repitió en 2016 Nairo Quintana con Movistar. ‘El Jardinerito’, como se le dice en Colombia, o ‘el hijo de las montañas’, como lo bautizaron en Europa por la facilidad con la que escalaba picos con sus piernas delgadas, acaba de cumplir 59 años y sigue vigente en la memoria de los colombianos. Al final de los 3.921 kilómetros de esa Vuelta, divididos en un prólogo y 22 etapas, Ramírez celebró el poderío demostrado por los colombianos.

Deja un comentario