Glorias del levantamiento de pesas volvieron a Pereira

Fue un reencuentro entre los excampeones y el entrenador que protagonizaron en los 80 los mejores años de Risaralda en eventos nacionales e internacionales.

Elkin Velázquez es sin duda el mejor entrenador que ha tenido la Liga Risaraldense de Pesas, sus 9 títulos nacionales, 2 campeonatos Bolivarianos, medallas suramericanas y centroamericanas y destacadas participaciones en mundiales respaldaron el excelente trabajo que hizo como profesor entre 1980 y 1992 en Pereira. El profesor Elkin cumplió una vez más la cita a la que cada año también asisten Carlos Jiménez; campeón Nacional (1984), Panamericano, Bolivariano y récord nacional, Jhon Jairo Trujillo; 8 veces campeón Nacional, Suramericano, Panamericano y mundialista, Didier Ramírez; campeón Regional, Alexander Correa; campeón Nacional, entre otras recordadas glorias del levantamiento de pesas, que como eternos amigos nunca olvidan esos buenos momentos que el deporte les otorgó.

Recordar es vivir
Precisamente para el excampeón Carlos Jiménez, quien ahora tras casi 35 años después es un comerciante, casado y con hijos, que regresó de Estados Unidos y nuevamente vive en la capital risaraldense, es muy placentero y muy bonito reunirse, porque recordar es vivir.

En el año de 1985 fueron a un campeonato suramericano, en ese certamen se quedó con el título: “también fui campeón Nacional en Villavicencio. En el campeonato Panamericano, además fui seleccionado, pero por una lesión que tuve en el desaparecido Armero no pude competir. Inicié en las pesas a los 15 hasta las 22 años, luego viajé a territorio norteamericano”. Aseguró además que hoy todo es muy diferente por la alimentación y la tecnología que utilizan.

El profe Elkin
A sus 72 años, el profe Elkin Velásquez no pierde su disciplina y cinco veces a la semana práctica el levantamiento de barras. “Me fui para Medellín, estuve perdido como 10 años y pues los muchachos me encontraron una vez que estaba chateando por internet y alguien me preguntó que si yo era el profesor que había estado en Pereira como entrenador olímpico, entonces di mi teléfono y fue cuando empecé acudir a estas reuniones anuales para reforzar los lazos de amistad”.

Constancia, disciplina, humildad que es vital en cualquier deporte, acatar las enseñanzas, son los aspectos fundamentales para ser campeones dice el profe. “Cuando yo llegué acá en 1980 de Medellín encontré tres levantadores de pesas. Uno por uno fuimos sacando más. La idea es que en los Juegos Nacionales Risaralda tenía que tener un lugar destacado. Al principio no creían mucho en lo que podía hacer por lo joven. Finalmente en aquellos Juegos alcanzamos 11 medallas y pasamos de un puesto 27 al cuarto lugar, algo histórico para el levantamiento de pesas. Ese fue el examen final del trabajo que tuvimos durante 5 años”.

Por su parte Alexander Correa, excampeón Nacional Junior, Juvenil y excampeón Panamericano no duda al decir que el profe Elkin fue un padre porque por él se convirtieron en las personas que son hoy en día. “En unos Juegos Nacionales competí todavía con dolencias por una lesión pero aún así me traje varias medallas para Risaralda”.

“Empecé a los 13 años y compití hasta los 17 años. Fue un rápido paso por el deporte pero tuve la fortuna de tener condiciones para practicarlo y pudo ascender y ser campeón Nacional, con récords nacionales como juvenil, Junior y Mayores, campeón Suramericano (Argentina), subcampéón Bolivariano (Ecuador) y estuve en un Panamericano en Cuba”, recuerda Jhon Jairo Trujillo.

 

Carlos Jiménez
“Muy contento por volver a reunirme. Eramos deportistas que representamos a Risaralda, lo hicimos con mucho honor y satisfacción”.

Elkin Velásquez
“Recordar y mirar lo gordos y viejos que estamos (risas). Esto para mí es renacer”.

Alexander Correa
“Llevaba más de 30 años sin ver a mis compañeros. Estuve por fuera pero nuevamente me radiqué en Pereira.”.

Jhon Jairo Trujillo
“Tras seis años de estar viviendo en Madrid (España) y en Nueva Jersey (Estados Unidos) me pregunté que será de mis excompañeros y del profesor. Y nos dimos a la tarea de buscarlos y ya llevamos ocho años reuniéndonos”.