¿Está Colombia preparada y merece ser sede de un Mundial Femenino?

El Consejo de la FIFA, que hoy se reunirá de manera telemática, decidirá el anfitrión de la Copa del Mundo femenina de fútbol de 2023 entre las candidaturas de Colombia y la conjunta de Australia y Nueva Zelanda. Esta última recibió la puntuación más alta -con 4,1 sobre 5 puntos- en la evaluación final, por lo que parte como favorita para albergar la próxima cita mundialista, en la que el número de equipos se verá incrementado de 24 a 32. La retirada de Brasil y de Japón en el tramo final del proceso refuerza la candidatura de Australia y Nueva Zelanda, toda vez que Colombia apenas sumó 2,8 puntos en la evaluación.

Esta puntuación despertó las críticas del presidente de la Federación Colombiana, Ramón Jesurún, y del presidente de la CONMEBOL, Alejandro Domínguez, quienes subrayaron en una carta que el informe saca conclusiones erróneas. La FIFA, sin embargo, defendió la absoluta objetividad en el proceso de evaluación y argumentó la calificación.

La FIFA cuestionó…

En materia de seguridad, la FIFA comparte la opinión sobre la gran mejora de la situación en Colombia, como refleja el informe, pero precisa que las fuentes consultadas por los expertos indicoan un elevado nivel de riesgo en comparación con la otra candidatura. Igualmente incide en que Colombia no presentó las garantías gubernamentales en materia de seguridad. La consideración de riesgo medio para el epígrafe «salud, servicios médicos y control de dopaje» responde a que, pese a existir centros de atención sanitaria a distancia razonable de las instalaciones, al evaluar los riesgos de contraer enfermedades infecciosas los pacientes con cuadros graves podrían requerir la evacuación a otro país. Respecto a los aspectos comerciales y en comparación con ediciones anteriores, especialmente Francia 2019, aunque los costes serían relativamente bajos, los ingresos previstos tanto por la candidatura colombiana como por la FIFA serían modestos. La cifra de 22,2 millones de dólares que Colombia estima por la venta de entradas es notablemente inferior a la de Francia, a pesar de contar con ocho selecciones más y ampliar en doce el número de partidos, por lo que a pesar de la pasión por el fútbol en Colombia y los mercados se calificó con riesgo alto y una puntuación de 2,4.

¿El país está listo para un evento así?

El Diario consultó a entrenadores y expertos en logística, quienes en su gran mayoría opinaron que Colombia está lejos de albergar un evento de fútbol de tal importancia, por logística y por la situación económica que traerá la postpandemia.

Carlos Quijano, entrenador y quien ha estado en procesos de selección Colombia femenina dijo: «Colombia todavía no está preparada para un Mundial femenino, estamos muy nuevos en este sistema». Añade que en el país hace poco se dio paso al campeonato femenino. Los protocolos acá son cuestionables en materia de seguridad y recordó que el mundial Sub 20 existieron algunas fallas. Sumó que existe mucha corrupción que también empaña la situación, se podría dar mal manejo a la boletería, entre otros aspectos.

La situación de si celebrar o no el Mundial en Colombia, teniendo en cuenta las prioridades y limitaciones en materia económica, hicieron recordar un capítulo en la historia del fútbol colombiano cuando se dijo no al Mundial de 1986, por decisión del presidente de aquella época. El reconocido periodista Hernán Peláez dijo que no sabe si fue válida o no esa determinación, pero lo que no funcionó fue lo que el mandatario expuso pues dijo en vez de hacer inversión en fútbol se debía hacer inversión en salud para los colombianos, algo que cree no se cumplió.

Será el noveno Mundial

La candidatura conjunta, entre Australia y Nueva Zelanda, aspira además a llevar la Copa del Mundo femenina por primera vez al hemisferio sur. Las ocho ediciones previas se disputaron en China (1991 y 2007), Suecia (1995), Estados Unidos (1999 y 2003), Alemania (2011), Canadá (2015) y Francia (2019).

OPINIONES

Rubén Marín, logística Dep. Pereira

«Colombia no está capacitado para hacer un certamen de esa envergadura, eso requiere despliegue logístico, mucho recurso. Lo que es seguridad, hostelería y otras cosas, en eso estamos mal».

Carlos Quijano, entrenador FCF
«Que participe Colombia, pero que sea en otra parte, acá esta complicado el asunto con la epidemia».

Rubén Darío Zapata, DT
«Difícil decir que Colombia está preparado para organizar un mundial femenino, pero si estoy seguro que tenemos los escenarios, los dirigentes y los deportistas. Sería una bonita oportunidad para mostrar otra cara a través del fútbol».