Es un triunfo de todos y para todos

Directivos, hinchas y periodistas concuerdan en que esta es la primera gran alegría que el Deportivo Pereira le puede dar a la ciudad, ya que una vez en la A tendrá la oportunidad de luchar por un cupo a un torneo internacional cono la Copa Libertadores y Copa Sudamericana. Eso sí, saben que el equipo debe reforzarse y empezar a remar desde atrás en la Liga 2020.

Rubén Marín, jefe de seguridad Matecaña
“Es un logro, me siento feliz como hincha y directivo del Pereira porque venimos trabajando desde el año 2014 buscando el ascenso. En los primeros dos años fue muy duro porque el equipo no estaba estructuradamente bien conformado, empezamos desde abajo armando desde las fuerzas básicas para que el equipo profesional tuviera de dónde coger. Como aficionado me siento contento con esta administración porque la ciudad está recibiendo lo que se merece, un equipo en la A y que también llegue para ganar una copa internacional”.

Alejandro Cardona, jefe de comunicaciones Matecaña
“Yo llegué al Pereira en el 2016, desde aquella tarde que empecé ese 18 de enero tuve como meta ascender con el equipo hacer historia desde la parte de comunicaciones y disfrutarlo también como hincha. Lo sigo desde los 7 años. Me tocó vivir el ascenso del 2000 como periodista y eso fue muy bonito, pero creo que esta vez es mejor porque son 8 años y por el espectáculo. Hoy que se logró pedirle a Dios que podamos estar muchos años en Primera División y seguir soñando en grande; ganar una Liga, llegar a la Libertadores o Suramericana. Se siente una ilusión increíble por haber alcanzado este objetivo que no era fácil, ahora a disfrutar con la familia e hinchas”.

Sócrates Valencia, dirigente deportivo
“El tener al Deportivo Pereira en la Primera A es un sueño de todo pereirano y de cada uno de nosotros. Es para que las familias sueñen en ver a sus hijos jugando el día de mañana en un equipo como el Pereira. Solo sueño con verlo disputando la Copa Libertadores”.

Luis Eduardo Duque, director fuerzas básicas Matecañas
“Soy pereirano y desde pequeño hincha del equipo. Hay un conjunto de cosas para poder haber llegado al ascenso; la visión del presidente al poner a Luis Felipe Euse como gerente deportivo porque se notó la transparencia y el profesionalismo, también haber traído a los profesores Craviotto y Bidde, con Daniel Hurtado es otro acierto, todo eso estuvo conjugado para hacer un gran equipo y una buena familia”.

Rubén Darío Zapata, DT Sub 20 Matecaña
“Ese deseo de estar nuevamente en la A es de hinchas y de todos los que hacemos parte del Deportivo Pereira. Hoy la institución posee una gran organización desde lo administrativo, desde lo deportivo. Ese grupo que han sabido manejar los profes Craviotto, Bidde, Alexis y Daniel nos llenan hoy de orgullo”.

Arpidio Escobar, presidente Liga de Fútbol
“Para la Liga es muy importante el ascenso del Dep. Pereira, el fútbol risaraldense es de primer nivel tanto masculino como femenino, el hecho de no tener varios equipos profesionales en esta región es un asunto que afecta el desarrollo de nuestros juveniles jugadores. El Pereira en la A significa tener mayores oportunidades para que los futbolistas brillen en el ámbito nacional e internacional. Este año la alianza entre la Liga y Dep. Pereira le ha abierto las puertas a varios de nuestros jugadores y esperamos que esto se mantenga”.

Carlos Ríos, hincha
“La hinchada Matecaña es la más sufrida del mundo y merece este ascenso hoy más que nunca. Mi deseo más grande es no solo el ascenso, sino que tengamos un proyecto serio para lograr la permanencia donde históricamente hemos estado, en Primera División”.

Alex Bernal, periodista
“Esto significa devolver a la ciudad al primer plano a nivel nacional, turística y comercialmente es darle la importancia a la ciudad que es considerada el corazón del Eje Cafetero. Es devolverle un poco de felicidad al hincha que tantas tristezas ha vivido a lo largo de los 75 años de historia del equipo. Regresar a la A era ya más que necesario”.

Julián Muñoz, periodista
«El ascenso es un justo premio para una sufrida afición que durante ocho años pasó por más angustias que alegrías. Volver a la Primera División del Fútbol Colombiano dinamiza la economía de la ciudad y genera otro ambiente futbolero que tanto se extrañaba en un estadio mundialista».