El profe que con el hapkido aleja de la depresión a los jóvenes

Didier Ramírez es un instructor con más de 25 años de experiencia quien en su Academia Sonsimukwan entrena a estudiantes de seis instituciones educativas.

“Nuestros niños no tienen porqué estar suicidándose en las escuelas y colegios, y menos deportistas como el caso que sucedió el año pasado” le contó a El Diario el profesor Didier Ramírez, un instructor de hapkido asociado a la Liga Risaraldense y a la Federación Mundial de este deporte, que además hizo parte del equipo fundador de la liga en 1994, donde estuvo hasta el año 2000. Luego pasó a fundar su academia que funciona como escuela y club deportivo en la carrera 8 con calle 29. En la Academia Sonsimukwan, que en coreano significa primera escuela, recuerda la época dorada del hapkido entre 1994 y 2005 logrando sacar unos 20 campeones nacionales y tres subtítulos nacionales. En Sonsimukwan tiene 35 estudiantes que llegan de diferentes instituciones educativas, niños y niñas desde los 4 años hasta los 16.

Problema bien grave

“Es mi deber como educador brindar buenos principios para que no se pierdan en las calles, un problema bien grave que ahora hay es la depresión que ha llevado a que muchos estudiantes se suiciden. Entonces hemos enfocado mucho las charlas en cuestiones de la depresión, drogadicción sin perder el horizonte deportivo. Nuestro objetivo es formar a estos chicos para que el día de mañana vuelvan a representar al departamento”, comentó Didier.

Va por los colegios de Pereira

Dice el profesor que en la entrevista que hace en los colegios se da cuenta si los estudiantes tienen esos problemas: “voy a los colegios y hago algo que llamo promoción o motivación. La mayoría de rectores me conocen, voy por los salones promoviendo el hapkido como un medio de esparcimiento, una forma de cultura. Son seis colegios de Pereira, uno privado y cinco oficiales”.

Se involucra a los padres…

A los padres les llega el mensaje también y una vez llevan a los muchachos a la academia deben decir si sus hijos están formulados o tienen problemas, con esa base de datos el profesor ya sabe cómo llegarles por problemas de bipolaridad, depresión o problemas físicos. “Luego busco ayuda con amigos que tengo que son sicólogos y trabajadores sociales que incluso fueron alumnos míos, les comento y ellos llegan a dictar las charlas cortas, de fácil comprensión”.

Sacar energía acumulada

El hapkido es un deporte que permite que a través del contacto el alumno desfogue esa fuerza, esa energía acumulada al pegarle a las tulas y paletas. “Los sicólogos me dicen que a ellos hay que ponerlos a hacer esto. Al principio tenía alumnos muy protegidos y pues me di a la tarea de recomendarles a los padres que era mejor no sobreprotegerlos tanto.
Cada tres meses hago reunión que se llama escuela de padres donde tocamos diferentes temas y lo más importante, recordarles que no los saquen del deporte así bajen el rendimiento académico, un grave error que muchos cometen”.

El profesor Didier requiere ayuda en lo relacionado con monitoría e implementación deportiva. La idea es a fin de este año competir en el Campeonato Nacional.