El ‘Cucho’ extraña las canchas y espera debutar en noviembre

Juan Camilo ‘Cucho’ Hernández, jugador del Mallorca de España, sigue su proceso de recuperación tras la cirugía que le hicieron en su pierna izquierda debido a una lesión.

El ‘Cucho’ Hernández extraña las canchas y su cuerpo le empieza a pedir fútbol. El tema de estar ausente del Mallorca hace que sienta un poco de ansiedad y deseos de empezar a ayudar, y espera debutar a finales de este mes o en noviembre. Y es que esto es algo que ambos lo necesitan; el jugador debe demostrar su talento y ponerse a punto para el Torneo Preolímpico y el club lo requiere porque jugadas ocho fechas de la Liga Española está pasándolo peor en su reencuentro con la Primera División, y eso que comenzó con victoria ante el Eibar. Tuvo que esperar a la octava jornada para volver a ganar (se impuso 2-0 al Espanyol). Ahora marcha 18, con 7 puntos.

Espera aportar…
“Me considero un delantero con diferentes características, soy de encarar, rápido y aprovecho la segunda jugada”, en esa parte espera aportar al Mallorca dirigido por Vicente Moreno, técnico que recientemente dijo que el pereirano sería mejor un refuerzo para el invierno”.

Sin presiones
El ‘Cucho’ afirma que su recuperación avanza y que anímicamente se siente con ganas de llegar: “el tiempo de recuperación en un tipo de lesión así hay que respetarlo por más bien que te sientas. El ponerme en forma, a par de los compañeros va a ser un poco complicado pero mi compromiso es al cien y tengo muchas ganas de entrenar”. Agrega que está contento de que la gente lo esté esperando porque eso significa que esperan algo nuevo. “Los primeros días estaba todo bien pero ahora ya empieza a cansar, el cuerpo ya pide fútbol. En la mañana hago terapia. He estado pendiente de los partidos, de las ocho primeras fechas”.

Estuvo en Inglaterra
Recordemos que el ‘Cucho’ pertenece al Watford de Inglaterra, club que lo cedió a préstamo al Mallorca. Precisamente días atrás estuvo en la sede del equipo para evaluar el proceso de recuperación: “fue lindo el recibimiento que me hicieron, no lo esperaba, pero en realidad el motivo del viaje era que me viera el doctor. El Watford se encargó de la recuperación, algo que acordaron con el Mallorca y por eso también he estado en Madrid. El fisioterapeuta manda constantemente informes a los médicos”.

Firmar lo tranquilizó
“Al arrancar el verano había varias opciones pero con la lesión se complicó todo un poco más. Mallorca estuvo desde el principio, ellos siempre preguntaron. Estoy muy agradecido porque cualquier equipo de primera no espera o hace el esfuerzo de esperar a un jugador con una lesión así. El día de la firma estuve muy tranquilo, fue como quitarme de encima un bolso con piedras”.

La lesión

“Venía con un poco de molestia al final de temporada con el Huesca, me relajé un poco y en el Mundial, un torneo que te hace en pocos días esforzar mucho físicamente, ahí fue donde me lesioné. Pasamos por el quirófano y fue más que todo por prevención, se podía seguir sin operar pero iba a ser un tema complicado porque es muscular y vas recayendo”.