Directivas y Craviotto tuvieron diferencias, pero no pensaron en su salida

En el proceso de negociación salarial Matecaña el técnico argentino al principio estuvo plenamente al lado de los jugadores, después fue conciliador y sirvió como intermediador para llegar a un acuerdo.

Mientras que la actualidad del fútbol profesional colombiano se centra en la espera del pronunciamiento del Gobierno Nacional para autorizar la reanudación de los entrenamientos y posterior reinicio del campeonato, directivas del Deportivo Pereira siguen ultimando detalles para cuando este momento llegue, jugadores y cuerpo técnico aprovechando el tiempo en casa y la gerencia cuadrando caja para cumplir con los acuerdos a los que llegó con el 98% del equipo, arreglo del pago de los sueldos que finalmente se pactó tras varias semanas de discusiones con un 60% que recibirán hasta cuando no haya fútbol y un 40% restante del pago de esos meses que será consignado una vez vuelva la normalidad en la Liga.
El Diario habló precisamente con Luis Felipe Euse, gerente deportivo del conjunto Matecaña quien además del tema salarial aprovechó para mostrar la complacencia del club por que la ciudad y el Eje Cafetero se postularon para ser sede del campeonato y porque los jugadores, aunque no pueden aún entrenar en campo, si están aprovechando el permiso para realizar actividades físicas al aire libre.

De reclamar a conciliar

Según Euse, nunca vio cerca la salida del profesor Néstor Craviotto de la dirección técnica del equipo debido a los desacuerdos en el pago de salarios, “es más, ni siquiera fue un punto de conversación, así que el profe firme y siempre serio con sus responsabilidades laborales”. El estratega argentino la primera postura que tuvo fue obviamente estar junto a su grupo de jugadores, algo que para el directivo matecaña es comprensible, ya después asumió una actitud más conciliadora tras apoyar el proceso de intermediación llevando un mensaje positivo a los jugadores.

Molina arregló

Tras semanas de reuniones y ‘guerra de comunicados’ los directivos pereiranos llegaron a un acuerdo con el 98% del equipo, solamente dos jugadores no aceptaron la propuesta que siempre tuvo sobre la mesa el presidente y gerente liquidador del equipo, Jhon Ómar Candamil. “Para nosotros fue muy satisfactorio negociar con la mayoría de jugadores y todo el cuerpo técnico del plantel profesional, lo que nos impulsa nuevamente a seguir trabajando para cumplir con todas las obligaciones de todos los empleados de la empresa y por supuesto salir de esta crisis”.
Solamente faltaba Jairo Molina, el delantero y uno de los dos goleadores del equipo, quien finalmente ayer llegó a un acuerdo. Queda pendiente lo que pase con el defensor central Luis Felipe Cardoza, que llegó al club al inicio de año.

Son ellos o los 83 empleados más

Felipe Euse aclaró que en varias ocasiones se reunieron con estos jugadores explicándoles el porqué la empresa no puede realizar otro acuerdo y aumentar los porcentajes, simplemente por tratarse de un tema de flujo de caja que a medida que vayan llegando las ayudas se van a cancelar las deudas adquiridas en esos convenios. “Hasta el momento no puedes prometer algo que no vas a poder cumplir. Nuestro interés y nuestro objetivo es mantener el empleo directo o indirecto de los 83 empleados que tiene la institución”.

Qué mejor que jugar en casa

“Me parece fantástico que la zona del Eje Cafetero sea sede de la Liga del 2020, es la sede natural, el centro logístico del país, el clima y la altura permite tener buenas prácticas de fútbol, tenemos hoteles de primera categoría lejos del cono urbano, en la zona campestre, distancias cortas entre ciudades, tres estadios de primer nivel que cumplen con todos los requisitos que exige Dimayor”, apuntó Euse, para quien además esto sería de cierta manera un factor positivo para Deportivo Pereira al poder jugar en su casa, en su región. Y aunque los juegos serán a puerta cerrada, la comodidad de estar de locales sería un factor extra para el estado anímico del plantel.

El teletrabajo ya es en campo

Con el permiso que otorgó la Alcaldía para poder salir a la calle y hacer ejercicio, los jugadores matecañas pasaron de un teletrabajo directamente de casa a un teletrabajo un poco más en campo. “Es importante informar que no hay actividades colectivas todavía y que el Deportivo Pereira solamente monitorea las actividades físicas de los jugadores, pero en estos momentos no estamos realizando alguna labor específica de fútbol”.

Para mirar aciertos y equivocaciones

Néstor Craviotto es un técnico distante de los medios y también le gusta que su asistente asuma las comunicaciones mientras él seguramente, como estudioso del fútbol que es, realice las radiografías de funcionamiento táctico y estratégico del equipo. Precisamente es Pablo Bidde el que ha tenido comunicación constante con Felipe Euse y es quien asume como intermediario entre la parte directiva y la parte deportiva, para contar que durante el aislamiento han estudiado todos los partidos del Deportivo Pereira, los goles recibidos y los que han marcado, y por supuesto todas las acciones tácticas y estratégicas con los equipos rivales de la Liga.

Estar en familia es importante

Directivas dieron permiso a algunos jugadores para que antes de que empezara el aislamiento se trasladaran a sus ciudades natales para reunirse con sus familias; padres, esposas e hijos. “Comprendemos que estar cerca de tu familia, de tus hijos, de tus padres, es mucho mejor para la salud física y mental del jugador”.

Subsidio para las pruebas Covid

“Estamos esperando en estos momentos protocolos de Dimayor, recordemos que las pruebas en este momento tienen un valor alto, estamos esperando un subsidio por parte de Dimayor, Ministerio del Deporte o del Gobierno Nacional para poder realizarlas cuando sea necesario”. Para Felipe Euse en este momento las pruebas serían innecesarias porque aun no empezarían actividades y todavía no tienen una fecha tentativa: “cuando tengamos la fecha segura de inicio realizaremos las pruebas 48 horas antes para que en ese tiempo que se hagan no se pierda todo ese proceso”.

Si se puede vendrán refuerzos

Dep. Pereira tiene una plantilla de 25 jugadores inscritos que es lo que permite actualmente Dimayor para la Liga. En caso de que más adelante den como en el 2019 la posibilidad de ampliar cinco cupos, el gerente deportivo matecaña no descarta la llegada de aquellos que reemplacen a los que se vayan por venta o por terminación de contrato.

Asociación que hace daño

Finalmente Felipe Euse, al igual que el presidente Jhon Ómar Candamil cree que Acolfutpro, la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales le hace daño a este deporte en el país, al considerar que esta además tiene objetivos distintos a los de una agremiación normal o a la de un sindicato. “Me parece que el apoyo que realiza a los jugadores es poco, representa otros intereses, a veces se ancla a posturas totalmente ilógicas e incoherentes, sin embargo si el grupo de jugadores se ve en ella representados pues desde luego es respetable y nosotros siempre vamos a escuchar las posturas de la asociación porque sería la voz del jugador, aunque sí tenemos ciertas diferencias creo que los 36 equipos del fútbol profesional colombiano pensamos lo mismo, pero yo puedo hablar por el Deportivo Pereira y personalmente”.

 

No todo es malo, hay jugadores recuperados

Cuando en la octava fecha se paró el campeonato había varios jugadores de la nómina titular que presentaban problemas físicos que los obligaban a ausentarse de los siguientes partidos que estaban programados. El tiempo de aislamiento, aunque afectó el ritmo de competencia, también tuvo  su parte positiva pues gracias a esto los jugadores con dolencias o lesiones se lograron recuperar, eso sí, esperando que una vez puedan pisar grama empiecen a retomar nivel físico. Rafael Navarro y Francisco ‘Pacho’ Córdoba se recuperaron. Este último tenía un problema óseomuscular y le están haciendo los exámenes respectivos para que cuando se reanude la Liga esté en el punto físico indicado para retomar actividades. Por último, Diego Álvarez, que tenía un problema muscular ya se encuentra en perfecto estado.