Bolivia en el último suspiro se quedó sin opciones de final Preolímpica

La selección Bolivia superó a su similar de Perú por marcador de 2-1, sin embargo no fue suficiente para luchar por la clasificación a la fase final del Preolímpico de Fútbol Sub-23 y quedó eliminada.
El encuentro terminó en controversia, porque los del altiplano ganaban 2-0 en el minuto 45 más 5 minutos del agregado y dejaba en el camino a Uruguay, pero el gol de los incas, unos segundos después de cumplirse con el tiempo reglamentario, acabó con el sueño verde.
La apertura del compromiso tuvo a un Perú que intentó colocar sus condiciones, optó por el costado izquierdo de Bolivia y generar así las opciones de gol, sin embargo sus centros y diagonales no inquietaban a la zaga rival.
Pero después de los 10 minutos de juego Bolivia empezó a emparejar las acciones y decidió por los pases largos y la velocidad para intimidar al rival, su goleador Víctor Abrego tomó la batuta ofensiva a falta de Henry Vaca en el partido, tras ser expulsado la fecha anterior en la derrota 3-5 ante Brasil.
Si bien ambos oncenos se dedicaron a tocar el esférico el partido con el paso del tiempo empezó a caer en una monotonía y sin ser constantes en los arcos ajenos se convirtió en aburridor el espectáculo para los aficionados que se ubicaron en las tribunas del estadio Centenario.
Se esperaba en ese momento más del elenco del altiplano, porque de los integrantes del grupo B eran los de peor diferencia de gol y requerían urgente el gol, aunque el 0-0 parcial tampoco era negocio para los incas.
Sin mucho talento en la creación y más por los costados Bolivia empezó a dominar las acciones, pero Rodrigo Cabrera, el llamado a la cita a ser el hombre generador de las ideas, no estaba cómodo en el terreno de juego por lo que los acercamientos a la portería de Renato Solís no eran de mucho peligro.
Lo mismo se vivió por los lados de los de la banda roja, Fernando Pacheco y Jairo Concha estaban llamados a liderar el ataque de su país, pero en la etapa inicial se vieron deslucidos, aunque Pacheco cambiaba de costados para perfilarse mejor.
Empero, Perú fue el que terminó con mejor condición y tuvo una opción antes de cumplirse los 45 minutos a través de Kevin Sandoval, quien remató al palo derecho de Rubén Cordano, la pelota pegó en la parte exterior para suerte de Bolivia.
Así finalizó una primera parte opaca, con un marcador momentáneo de 0-0, paridad que no beneficiaba ni a bolivianos y peruanos y que beneficiaba los intereses de uruguayos y paraguayos.
El segundo tiempo comenzó con dos colectivos más activos y abiertos con más ofensividad, pero no había talento en los últimos cuartos de cancha para ambos.
Pero fue cuestión de tiempo para que de nuevo el partido cayera en el letargo y en comparación con la etapa principal empezó a ser interrumpido por las faltas constantes, incluso se empezó a respirar un ambiente como de resignación en los dos conjuntos suramericanos.
Hasta que en el minuto 23 apareció Moisés Villarroel, quien sorpresivamente inició como suplente, pero ingresó y aprovechó una serie de errores y falta de coordinación de los defensores peruanos para abrir el marcador, 1-0 aunque requería de más tantos para ilusionarse con la clasificación a la siguiente ronda.
Y esa diana animó al verde, a los 27 minutos uno de los buenos jugadores no solo del partido sino del Preolímpico, Roberto Carlos Fernández, fue derribado en el área peruana y el árbitro colombiano, Nicolás Gallo, decretó falta penal.
Se paró entonces frente al balón Luis Fernando Saldías, quien también entró en el segundo tiempo y colocó el esférico a la mano derecha de Solís y así confirmar y poner a celebrar a sus compañeros con el 2-0. Se acercaba el sueño de clasificación.
De ahí en adelante Bolivia fue el dueño absoluto de las acciones,  ahora la misión era conseguir el tercer tanto para mejorar la diferencia de gol y acercarse a la clasificación.
No obstante, el sueño boliviano acabó a los 5 minutos de agregado, cuando en cobro de tiro de esquina se levantó José Félix Luján para concretar un gol que en ese momento fue celebrado a rabiar pero por Uruguay.
El enfado de los bolivianos y de la misma afición de Armenia que apoyaba a los verdes contra el juez Nicolás Gallo fue notorio, porque se había cumplido el tiempo antes de la anotación.
Final del juego y solo lágrimas y frustración de bolivianos y peruanos que se despidieron así del Preolímpico con la cabeza en alto y en medio de los aplausos del público que reconoció su lucha en el torneo en general.
Síntesis
Bolivia: Rubén Cordano; Juan Sebastián Reyes, Jairo Quinteros, José María Carrasco, Antonio José Bustamante; John Elian García, Franz González, Rodrigo Cabrera, Roberto Carlos Fernández; Víctor Alonso Ábrego y Layonel Figueroa Prado. DT: César Farías.
Cambios: Moisés Villarroel por Layonel Figueroa 10 ST, Luis Fernando Saldías por García 15 ST y Héctor Sánchez por Fernández 36 ST.
Goles: Villarroel 23 ST, Saldías penal 24 ST
Perú: Renato Solís; Gianfranco Chávez, Eduardo Rabanal, José Félix Luján, Jairo Concha; Fernando Pacheco, Marcos López, Jorge Murrugarra, Kevin Sandoval; Christopher Olivares y Jesús Pretell. DT: Nolberto Solano.
Cambios: Aldaír Fuentes por Murrugarra 17 ST, Sebastián Gonzáles Zela por Olivares 18 ST y José Daniel Rivera por Pacheco 31 ST.