Alaphilippe descorchó el champán para celebrar liderato

Épernay, la capital del champán, entre viñedos y célebres bodegas, fue el escenario de una portentosa exhibición del francés Julian Alaphilippe (Deceuninck Quick Step), quien sorprendió con un ataque en los últimos 16 km que le permitió ganar la tercera etapa y enfundarse el maillot amarillo en el Tour de Francia. Un ataque letal con marca de la casa, de 27 años y doble ganador de la Flecha Valona, Milan-San Remo y Strade Bianche, decidió aprovechar un final propicio para levantar los brazos ante la reacción inútil de los favoritos de la general.

Alaphilippe atacó en la cima de la Cota de Mutigny, alcanzó al belga Wellens que marchaba escapado y ya no le vieron hasta meta. Una demostración que rubricó con un tiempo de 4h.40.29 en el trayecto de 215 km entre la localidad belga de Binche y la francesa de Épernay.

Nairo perdió 5 segundos

Un latigazo que dejó plantado al pelotón principal, que cruzó la meta a 26 segundos del francés, con Mathewws y Stuyvens al frente, y Van Avermaet, Sagan y Bernal entre ellos. Se produjo un pequeño corte y perdieron 5 segundos candidatos como Geraint Thomas, Nairo Quintana, Mikel Landa, Fuglsang y Bardet. No aguantó el líder Mike Teunissen, que pasó un calvario en las pequeñas pero explosivas cotas del menú del día.

 

Egan está firme

Entre los favoritos el líder real del Tour es el colombiano Egan Bernal (Ineos), sexto a 40 segundos, seguido del defensor del título Geraint Thomas a 45 y del español Enric Mas, octavo a 46.

La general

1. Alaphilippe: 9h32:19
2. Van Aert: a 20 segundos
3. Kruijswijk: a 25 s
6. Egan Bernal: a 40 s
13. Rigoberto Urán: a 53 s
41. Nairo Quintana: a 1:30
87. Sergio L. Henao: a 9:39