A un grupo unido es más duro vencerlo

Un equipo de fútbol gana partidos, pero un conjunto de amigos y de familia gana campeonatos. Así lo dejó claro Deportivo Pereira en el primer semestre, donde si bien no mostraba el juego más atractivo o ideal, en la parte definitiva siempre lució su fortaleza, contundencia, unión y jerarquía con lo que logró ser campeón en el primer semestre del Torneo de Ascenso.

Más duro vencerlos
Y es que precisamente cuando un grupo logra esa unión interna, en la cancha se refleja y ya no importa el bien individual, sino el colectivo. De igual forma es vital que desde la dirección técnica se consiga esto, por lo que ha sido clave el manejo de camerino del entrenador Néstor Óscar Craviotto junto a su asistente Pablo Bidde y el preparador de arqueros Alexis Márquez.

Todos sintonizados
Los miembros del cuadro Matecaña no están conformes con haber sido campeones en el primer semestre y quieren asegurar el ascenso por todo lado, no solo con la reclasificación, sino que su mentalidad es la de volver a dar la vuelta olímpica y ser los grandes ganadores del 2019 en la B. Jugadores referentes como Danny Cano, Edwin Movil, Mauricio Casierra y Diego Álvarez, han manifestado que irán por un nuevo título para poner a celebrar nuevamente a la ciudad y afición pereirana.

Se vuelve a consolidar
Uno de los que había estado en el banco en los últimos partidos, retornó a la titular en el clásico ante Deportes Quindío en Armenia donde fue destacado y recientemente ante Cortuluá volvió a brillar es el lateral pereirano Danny Cano, que en la cancha defiende a muerte los colores del equipo de su corazón.
“Seguiremos avanzando para alcanzar el objetivo. Contento, feliz, agradecido con Dios por ponerme aquí a trabajar y siempre voy a dar lo mejor de mi, hacer las cosas con amor y la gracia de Dios nos respalda”.

Jerarquía de Yoiver
Junto a Danny Cano el otro central es Yoiver González, de mucho recorrido en el fútbol colombiano y quien ya logró el ascenso con América de Cali. El defensor destacó las virtudes de sus compañeros “para eso tenemos mucha gente de experiencia y de jerarquía que saca a relucir eso en el terreno de juego”.

Lo que faltaba
Solo en el primer semestre del 2012 y en el 2013, Deportivo Pereira no logró clasificar a las finales de la B. De resto siempre estuvo presente pero era en estas instancias donde le quedaba faltando dar golpes de opinión, lo que sí ha logrado a lo largo del 2019. “Tenemos jugadores grandecitos que ya hemos jugado finales y sabemos manejar lo que es un poco la presión”, puntualizó Yoiver.