La selección de Argentina realizó su primera práctica en suelo risaraldense.

Los dirigidos por Fernando Batista aterrizaron en Pereira y tras un pequeño descanso (siete horas de viaje) en el hotel Abadía, ubicado en la zona céntrica de la ciudad, realizaron a puerta cerrada la primera actividad en la cancha principal del predio La Rosa (a puertas cerradas). En la parte inicial, los jugadores realizaron un bloque físico con el preparador físico Cristian Palandella.

Continuaron con 40 minutos de movimientos tácticos sin oposición y, en el cierre de la jornada, ejercitaron tiros libres, corners y balón parado en ataque.