25.4 C
Pereira
domingo, octubre 2, 2022

Adiós a una leyenda que dejó su huella en el estadio de Pereira

Endiosado, amado, venerado, admirado y respetado, pero también juzgado, criticado y cuestionado: todo eso, y mucho más fue Diego Armando Maradona, el hombre que falleció ayer, pero que se volvió un mito en vida gracias al fútbol y a su personalidad. Hijo de ‘Doña Tota’ (Dalma Salvadora Franco) y ‘Don Diego’ (Diego Maradona), el campeón del mundo con Argentina en México 1986 nació el 30 de octubre de 1960. Fue el quinto hijo de los ocho del matrimonio y el primer varón.

Tuvo una infancia con carencias y se crió en Villa Fiorito, una de las zonas más desprotegidas y abandonadas de la provincia de Buenos Aires. “Cuando llegaba la comida, mi mamá decía que le dolía la panza porque quería que comiéramos nosotros y no alcanzaba.

A los 13 años me di cuenta que mi vieja nunca había sufrido del estómago”, reveló un ya adulto Maradona. En 1969 se sumó a ‘Los Cebollitas’, un equipo juvenil de Argentinos Juniors, que arrasó a casi todos los rivales con los que se enfrentó.

Siendo aún un niño empezó a acaparar la atención por su técnica y su desparpajo para jugar. Su debut en la Primera División fue el 20 de octubre de 1976, a diez días de cumplir los 16 años, en una derrota de Argentinos Juniors ante Talleres por 1-0. Ingresó con la camiseta número 16 en reemplazo de Rubén Aníbal Giacobetti.

Maradona contó en 2006 en ‘Yo soy el Diego’, su primer libro, que el entrenador le dijo: “Vaya, Diego, juegue como usted sabe, y si puede tire un caño (túnel)”. “Le hice caso. Recibí la pelota de espaldas a mi marcador, que era Juan Domingo Cabrera, le amagué y le tiré la pelota entre las piernas; pasó limpita y enseguida escuché el ‘Ooooole’ de la gente, como una bienvenida”, explicó Maradona en el libro. en la albiceleste Pese a haber jugado algunos partidos con Argentina, el seleccionador, César Luis Menotti, lo dejó fuera de la Copa del Mundo que la Albiceleste disputó y ganó en su país en 1978. Al año siguiente, Maradona ganó el Mundial Sub-20 de Japón, bajo la dirección técnica de Menotti.

Después de deleitar y alegrar a los simpatizantes de Argentinos Juniors pasó por Boca Juniors (1981-1982 y 1995- 1997), Barcelona (1982-1984), Nápoles (1984-1992), Sevilla (1992-1993) y Newell’s Old Boys (1993-1994). Se retiró en el ‘Xeneize’ el 25 octubre de 1977. Ganó un Metropolitano (1981) con Boca Juniors, la Copa del Rey (1983), la Copa de la Liga (1983) y la Supercopa de España (1983) con el Barcelona y dos Ligas italianas (1987 y 1990), una Copa de Italia (1987) y una Copa de la UEFA (1989) con el Nápoles.

Con la Albiceleste ganó la Copa del Mundo sub’20 de Japón 1979 y luego, en México 1986, hizo su nombre inmortal al anotar el mejor gol del siglo XX y el tanto con “La mano de Dios” a Inglaterra en cuartos de final del Mundial que Argentina ganó. su mejor gol lo marco en pereira El Diario recuerda el texto publicado por Danilo Gómez Herrera, donde recuerda que el astro argentino dejó por siempre su huella en la capital risaraldense, pues fue en el estadio Hernán Ramírez Villegas donde, según el propio Maradona, anotó el mejor gol de su carrera deportiva.Hace 40 años Maradona pasó por Pereira. Muy pocos lo recordaban hasta que el propio “Pelusa” entregó una declaración en la cual señalaba que su mejor gol no fue aquel frente a los ingleses, el del “Barrilete Cósmico” del narrador Víctor Hugo Morales en el Mundial de México 1986.

No señores, el Diego dijo con plena seguridad que su anotación preferida fue una joya que tuvo como rival al Dep. Pereira, y al estadio Hernán Ramírez Villegas como escenario. Esta afirmación la hizo en 2003 en la tierra de Fidel. La historia de ese gol cobró vida a partir de esta declaración. Y quedó en cámara. El hombre de la zurda de oro se lo dijo al periodista argentino Pablo González en la isla de Cuba, en un programa de T Y C, denominado sin cassette.

Lo que no sospecharon el crack de Villa Fiorito y su entrevistador, era que ese mágico momento estuvo guardado en un cassette de VHS en el archivo de un periodista pereirano. La historia de un gol perdido. Con este título el periodista caleño Alejandro Aguirre publicó en el año 2014 una excelente crónica en El Telégrafo, medio digital de Ecuador, donde unió todos los puntos sueltos de la historia.

Pero allí no terminó su empeño porque tiempo después ese “gol perdido de Maradona” terminó convertido en un libro con el siguiente título: El mejor gol de Maradona no fue a los ingleses. Es evidente que los dos protagonistas de la entrevista en Cuba tampoco sospecharon que esa declaración terminaría convertida en un libro.

Ese juego, disputado el 19 de febrero de 1980, se promocionó como el duelo entre Maradona y la figura del Deportivo Pereira, Benjamín ‘Mincho’ Cardona, quien días antes había hecho parte de la Selección Colombia que clasificó a los Juegos Olímpicos de Moscú.

Diego Armando Maradona marcó tres goles esa noche, uno de ellos de tiro libre.

Pero el mejor de su historia ocurrió a los 25 minutos del segundo tiempo, con el marcador 3-2 a favor del Pereira.

El mundo lamenta la partida de Diego

Pelé

Qué triste noticia. Perdí a un gran amigo y el mundo perdió una leyenda. Aún queda mucho por decir, pero por ahora, que Dios dé fuerzas a los miembros de la familia. Un día, espero que podamos jugar juntos a la pelota en el cielo.

Lionel Messi

Un día muy triste para todos los argentinos y para el fútbol. Nos deja pero no se va, porque el Diego es eterno.

Me quedo con todos los momentos lindos vividos con él y quería aprovechar para enviarle el pésame a toda su familia y amigos. QEPD

Cristiano Ronaldo

Hoy me despido de un amigo y el mundo se despide de un genio eterno. Uno de los mejores de todos los tiempos. Un mago incomparable. Se va demasiado pronto, pero deja un legado sin límites y un vacío que nunca se llenará. Descansa en paz, as. Usted nunca será olvidado.

Carlos “El Pibe” Valderrama

Envío un abrazo de condolencias a toda la familia de @maradona a la gente de Argentina y a toda la afición qué llora su partida.

#lapelotanosemancha solo puedo dar gracias ídolo!

Radamel Falcao García

Eterno. Desde muy niño siempre fuiste mi ídolo. Recuerdo que pasaba horas viendo videos tus videos, con la ilusión de algún día ser jugador profesional como tú. Cuando tuve la oportuidad de compartir contigo, me di cuenta de tu gran corazón. Me sorprendía que me tratabas como si me conocieras de toda la vida. Marcaste mi vida con tu cercanía y tu cariño.

Tu legado permanecerá por siempre. Gracias por todo Diego, gracias por permitirnos disfrutar de tu talento en el campo de fútbol. Te extrañaremos. Mi abrazo fuerte a su familia y a todo el pueblo argentino en estos momentos.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -