20.4 C
Pereira
miércoles, noviembre 30, 2022

“A mi hija la veo como una ‘estrellita’ brillando”: Aracelly Zapata, mamá de Ana María Guzmán

Julián Andrés Santa

No hay un hincha más fiel e incondicional que el padre o la madre de un deportista, quienes siempre están a su lado en sus procesos deportivos y sufren las derrotas pero también saborean al máximo cada uno de los triunfos de sus hijos. Así sucede con Aracelly Zapata, mamá de Ana María Guzmán, la nacida en Mistrató que hizo historia al clasificar por primera vez a la Selección Colombia a la final de un Mundial, en esta ocasión el femenino Sub-17.

Despierta desde las 3 de la mañana

Aracelly Zapata nos recibió en su casa y nos contó cómo vivió el empate 0-0 ante Nigeria y la épica clasificación a la final a través de los penaltis. “Me levanté muy temprano, lo vi con mucha angustia, con desespero pero bueno todo se dio gracias a Dios y muy feliz por todas y por mi hija. En los penaltis cuando iban a patear yo cerraba los ojos y hasta lloré y todo porque la tensión lo cogía a uno”.

Es su ‘estrellita’

Con lágrimas en sus ojos, la mamá de Ana María respondió sobre lo que siente al ver a su hija por la televisión y triunfando: “Una felicidad muy grande porque la veo allá como una ‘estrellita’ brillando. Yo se la encomiendo a diario a Dios y a la ‘virgencita’ que me la cuide harto porque es un gran sueño realidad, porque los de ella son los de uno”.

¿Habló con su hija luego de la clasificación?

Sí pero muy poquito, me dijo que qué felicidad tan grande, que se le rebosa el corazón, que se quedó sin palabras y le dije que yo también, que la amo mucho y que la tengo en oración”.

Fotos de Ana, su mayor tesoro

Como su mayor tesoro, así guarda Aracelly las fotos de su hija, donde se puede evidenciar el proceso que Ana María Guzmán ha venido haciendo para estar hoy por hoy en lo alto. “En esta foto estaba jugando la Pony Fútbol, estaba muy pequeñita y jugaba con hombres en el estadio de Mistrató”.

Siempre caminó por sus sueños

Entre tantas anécdotas, Aracelly compartió una de sus dos hijos: “Llegaban al terminal de Pereira y de ahí se iban caminando hasta Dosquebradas, entonces ella (Ana) le decía al hermano que estaba cansada ya y que la cargara porque los pies no le daban pero que seguían y decía ‘luchemos luchemos que vamos para el estadio’, porque a veces no tenían para el pasaje y todo eso pero lo lograron, mire que todo es posible con la ayuda de Dios”.

Mensaje a los demás papás

Dentro de cada proceso deportivo está el respaldo en todo momento de los padres de familia, como ha sucedido con Aracelly y su esposo, hacia su hija. “Todo es posible, hay que apoyarlos a ellos que están ahí dando lo mejor de ellos”. Por último sobre dónde verá la final este domingo, respondió: “En Mistrató si Dios quiere”.

Dato:

Este domingo a las 9:30 de la mañana, será la final del Mundial Femenino Sub-17 entre la Selección Colombia y España.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -