Delitos en contra de los menores, situación evidente en Pereira

Estudios del Observatorio de Seguridad y Convivencia Ciudadana indican que Pereira a pesar de ser una de las ciudades del país en donde es más fácil hacer negocios, se presentan situaciones de turismo sexual, además muchos menores son utilizados por las mafias como cobradores.

Según el informe del observatorio de seguridad del 2018, hasta el mes de noviembre se reportaron 246 denuncias de delitos sexuales con menores de cero a 13 años, siete casos de pornografía con menores, cinco de constreñir y estimular infantes a la prostitución y 12 de acceso carnal violento o violación.

Para John Harold Giraldo Herrera, docente de la Universidad Tecnológica de Pereira e investigador del Observatorio de Seguridad y Convivencia Ciudadana, hay falta de garantía de los derechos de los menores por parte del Estado.

“No vemos un respaldo eficaz de los derechos básicos de nuestros niños, niñas y adolescentes, una de las grandes deficiencias tiene que ver con el acceso a la educación; por otro lado, es que hay una alerta con respecto a los abusos y la explotación sexual infantil que, aunque no está del todo detectada por parte de las autoridades, la información que hemos recopilado muestra que en efecto hay agresiones sexuales contra los niños”.

Ahora bien, Stella Cárdenas, directora de Fundación Renacer indica que la persistencia de imaginarios sociales que instrumentalizan y degradan a la mujer, es uno de los factores que facilitan y justifican la Explotación Sexual Comercial de niñas y adolescentes mujeres.

“La lucha contra ese flagelo requiere profundos cambios culturales que deben ser promovidos en diferentes entornos, reales y virtuales, por el Estado, la sociedad, el sistema educativo, los medios de comunicación, las empresas, las familias y las comunidades”.

Datos del estudio

Las cifras que arrojó el Observatorio de Seguridad y Convivencia Ciudadana indican que en Pereira se registró durante el período 2016-2018 un total de 3690 delitos contra menores de edad. De ese total, 44,5 % fueron cometidos en el año 2017; 39,3 % en el 2016 y 16,2 % en 2018.

En cuanto a la victimización por género se observó que los delitos contra menores tienen diferentes comportamientos. Por ejemplo, los que atentan contra la libertad, integridad y formación sexual son cometidos más contra el género femenino, es el caso de los delitos de acceso carnal violento (95,1% contra mujeres y 4,9% contra hombres), inducción a la prostitución (91,7% contra mujeres y 8,3 % contra hombres), acceso carnal abusivo con menor de edad (88, 4 % contra mujeres y 11,6% contra hombres), actos sexuales con menor de edad (81,5% contra mujeres y 18,5% contra hombres), acoso sexual (80 % contra un 20 %), pornografía de menores (75 % contra mujeres y 25% contra hombres) y acto sexual violento (66,7 % contra mujeres y 33,3 % contra hombres).

Dato

Según las Naciones Unidas, un 35% de las mujeres y niñas han sufrido de algún tipo de violencia física o abuso sexual

Miedo a denunciar

Lamentablemente muchos menores no denuncian debido a que en ocasiones son sus propios familiares los que atentan en contra de sus derechos.
Así pues, aparte de ser víctimas sufren de una presión psicológica, lo que genera que las denuncias bajo estas circunstancias sean pocas. Por otro lado, en parques como la Plaza de Bolívar, La Libertad e incluso el Olaya Herrera se evidencia una propensión muy alta de explotación sexual infantil.

Modelo WeProtect

En el 2014 Colombia se sumó a un grupo de países, empresas y organizaciones de la sociedad civil que adoptaron WeProtect, una estrategia encaminada a actuar nacional e internacionalmente para prevenir y mitigar el abuso y la explotación sexual de la niñez y adolescencia en línea, a través del fortalecimiento de un conjunto de capacidades institucionales, empresariales y sociales para dar una respuesta integral al problema. Desde 2016 WeProtect hace parte de la estrategia global para erradicar la violencia contra niñas, niños y adolescentes y desde julio de 2017 es impulsado en Colombia por una alianza conformada por Fundación Renacer, Unicef y Red Papaz.

Deja un comentario