Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud, ante el aparente aumento inusual de casos de Hepatitis A en la Ciudad, prendió las alarmas básicamente en Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa, sobre la posible presencia del virus de Hepatitis A en el agua que consumen sus habitantes.

 

Por supuesto, ante semejante anuncio la gente que suele consumir agua con la tranquilidad de que tiene un altísimo grado de potabilización, se pregunta si puede o no seguir consumiendo el liquido tal como llega por a red de distribución de las empresas de servicios, o si no se puede hacer, o hay que tomar algunas medidas adicionales, como hervir el agua, que garanticen un producto libre de cualquier posibilidad de contaminación.

 

Las Universidades Tecnológica de Pereira y del Quindío, ante una solicitud de la Empresa Aguas y Aguas de Pereira, realizaron un seguimiento de más de un mes, aplicando todos los controles fisicoquímicos y microbiológicos que permite la ciencia, a las condiciones del agua que suministra esta empresa de servicios, y el resultado fue que no hay presencia del virus de Hepatitis A en el líquido que se consume en la ciudad.

 

Sin desconocer que en esta zona se ha presentado un crecimiento de los casos de Hepatitis A en la población y que una de las causas puede ser el consumo de agua contaminada, es peligroso manejar la teoría general que en el liquido que están entregando las empresas de servicios, hay presencia del virus de Hepatitis A.

 

Tanto el proceso de potabilización del agua que realizan las empresas de servicios de la región, como la calidad del liquido que entregan, han sido reconocidos a través de muchos años como excelentes, lo que garantiza, por lo menos en principio y ante los resultados contradictorios que han dado algunas entidades, que el agua que estamos consumiendo es completamente potable.

 

Claro que no se pueden pasar por alto los llamados que han hecho algunas instituciones, ni los resultados del Instituto Nacional de Salud, pero afirmar que por culpa del consumo del agua que hoy están suministrando nuestras empresas de servicios, hay un brote de Hepatitis A en la ciudad, como lo afirmó la Personera Municipal de Pereira, es generar una alarma innecesaria y peligrosa en la ciudad.

 

La Personera Delegada en lo Civil nadie sabe si adquirió el virus de Hepatitis A en un trago de agua de alguno de nuestros acueductos, o en alguna bebida que consumió en la calle o en algún establecimiento público, ente otras cosas porque, como lo ha llamado la atención la Secretaría de Salud de Pereira, las comidas y las bebidas que se venden en las cocinas callejeras que hay en la ciudad, no cumplen con las más mínimas condiciones de asepsia, salubridad e higiene.

 

Hay que, pues, tomar todas las medidas preventivas y seguir las recomendaciones que han dictado las autoridades de salud y las entidades de control, para evitar que se presenten casos de Hepatitis A por cuenta del consumo de agua contaminada por el virus; pero hay que tener cuidado de generar una alarma que no conduce a nada bueno y si traer consecuencias graves a las ciudades.

 

Deja Un Comentario