En estado de descomposición, fue hallado ayer el cuerpo sin vida de una joven que llevaba más de tres días sin que se supiera de su paradero. Era estudiante del colegio Mariscal Jorge Robledo, donde estaba validando el bachillerato.


Nicoll Jaramillo Torres, fue asesinada y dejada abandonada en un paraje cercano a la zona urbana de Cartago, según su progenitora, desde el domingo no tenían contacto alguno con ella, solo recuerda la última imagen que tiene de la jovencita de 18 años, cuando corría hacia la esquina de la casa del barrio La Cristina, donde la esperaba un motociclista. Nicoll no se despidió ni le hizo caso a las súplicas de la mamá, que no pudo hacer nada para evitar que saliera de la residencia.

Según se pudo establecer, eran las 4:30 de la madrugada del domingo 10 de marzo, cuando la joven decidió salir luego de recibir una llamada telefónica, la madre quien le suplicó que no se fuera quedó intranquila, pues sabía el peligro que enfrenta una niña en la calle a esas horas, pero tuvo que guardar sus temores y esperar optimista a que su hija retornara.

Pasaron las horas y los días y Nicoll no regresó, todo el día domingo la esperaron, luego en la noche y al no tener noticias de ella, la familia solo tuvo como alternativa denunciar la desaparición y buscarla en todo Cartago.

Sus allegados, aunque eran conscientes de los peligros, las sospechas tampoco llegaban tan lejos y nunca contemplaron la posibilidad de que estuviera muerta.

 

El hallazgo
A través de los medios de comunicación y redes sociales, de forma rápida en Cartago y municipios aledaños se enteraron que a Nicoll la estaban buscando.

Por desgracia las esperanzas de encontrarla viva desaparecieron cuando en la mañana de ayer, el rondero de una finca ubicada en un sitio conocido como Cucharalarga, encontró el cadáver en estado de descomposición, La víctima estaba detrás de un samán a 100 metros de la vía principal.

 

Indignación
Los familiares, en compañía de la policía se desplazaron al sitio y verificaron que se trataba de la niña desaparecida. Varios habitantes del barrio y de otros sectores del municipio, también se hicieron presentes y en medio del asombro no ocultaron su indignación por lo ocurrido.

Muy cerca del cuerpo quedó el bolso de la joven, lo que hace presumir que fue llevada a ese sitio con violencia, y en medio del forcejeo dejó caer sus pertenencias. Debido al grado de descomposición no se ha establecido qué heridas sufrió.

Sus allegados estiman que el ataque tuvo que ser cometido por varias personas y dijeron que el enterizo negro que ella usaba, fue rasgado, lo que hace presumir que pudo ser víctima de abuso sexual.

 

Conocido
Las investigaciones apuntan a identificar al sujeto que en la madrugada del domingo recogió a Nicoll en una moto, al parecer se trata de una persona conocida y se presume que fue el mismo que mediante una llamada telefónica la hizo salir de la casa.

42,026 total views, 70 views today