El café, una bebida que enaltece los sentidos

Colombia es conocida a nivel mundial, entre otras cosas, por la suavidad del café que se produce en gran parte del territorio nacional, siendo reconocido como un país cafetero que hoy en día no solo ofrece una gran variedad de esta inigualable bebida, sino otra serie de productos innovadores y altamente comercializados a base del café, que sitúa aún más en lo alto este fruto.

El café es una bebida muy popular que desde tiempos ancestrales se ha utilizado como un tonificante muy efectivo para empezar el día cada mañana. Esta se obtiene de la semilla del arbusto denominado cafeto, que se cultiva en tierras de diverso climas, su proceso de elaboración consiste en seleccionar minuciosamente su semilla después de un riguroso proceso de secado y tostado, se muele y de este sale un fino polvo que vertido en agua hervida da como resultado esta agradable y saludable bebida denominada café.

Su historia
El café en Colombia, tiene alrededor de 300 años de historia desde que los jesuitas lo trajeron en el siglo XVIII. En el año 1835 se exportaban los primeros sacos producidos en la zona oriental, desde la aduana de Cúcuta, según reporta en su portal web la Federación Nacional de Cafeteros.

Cuenta una leyenda que el aumento de producción de café en Colombia fue gracias al sacerdote jesuita Francisco Romero en un pueblo de Santander llamado Salazar de las Palmas. Cuando sus fieles se confesaban, el sacerdote les imponía como penitencia para redimir sus culpas, sembrar café. Gracias a esto se dice que la producción de café empezó a expandirse a otros departamentos y para 1850 había llegado a Cundinamarca, Antioquia y Caldas.

Beneficios para la salud
El consumo del café según estudios realizados a lo largo de 20 años, han demostrado las bondades que para las personas tiene esta bebida.

* Infartos: se demostró que el consumo de café podría reducir el riesgo de infarto entre las mujeres. Un equipo de investigadores del Beth Israel Deaconess Medical Center y la Escuela de Salud Pública de Harvard (EE.UU.), concluyó que el consumo moderado de café (2 tazas al día) protege contra la insuficiencia cardiaca. En concreto, la disminución del riesgo representó un 11% en comparación con los que no consumían café.

* Diabetes: las personas que toman 4 o más tazas de café diarias tienen un 50% menos de riesgo de padecer diabetes. La cafeína activa las células del páncreas, que son las responsables de producir la insulina que necesita nuestro organismo. Por esta razón, tomar café a diario disminuye el riesgo de desarrollar diabetes tipo dos.

* Cáncer de hígado: el Instituto di Ricerche Farmacologiche Mario Negri (Italia) evidenció que el café es bueno para la salud y particularmente para el hígado. Descubrieron que el consumo de café reduce el riesgo de cáncer de hígado en un 40%. Este resultado mejoró hasta más de un 50% si el consumo se ampliaba a tres tazas de café al día.

* Rendimiento deportivo: el consumo de café resulta ideal antes de realizar ejercicios de larga duración. La cafeína aporta energía y aumenta la resistencia física. Al retrasar la sensación de cansancio por la acción sobre la adenosina, la capacidad muscular se ve favorecida. Además, la cafeína ayuda a quemar a grasas y a conservar el glucógeno como fuente de energía.

 

Este producto insignia en la región y el país ofrece beneficios innumerables para la vida y salud de los seres humanos.

Después del agua, el café es la segunda bebida más consumida en el mundo.