21 C
Pereira
martes, julio 23, 2024

Otorgan acreditación en salud única en Risaralda con el respaldo de ISQua 

Esta acreditación reconoce los altos estándares de calidad y seguridad en la atención médica proporcionada, consolidando a Salud Comfamiliar como un referente de excelencia en el Eje Cafetero. 

Juan José Montoya Martínez, Director Médico Científico de Salud Comfamiliar, es un miembro destacado por su inquebrantable dedicación y liderazgo ejemplar. Gracias a su visión innovadora y su compromiso incansable con el bienestar de la comunidad, la Clínica Comfamiliar ha obtenido la prestigiosa Acreditación en Salud, otorgada por el Ministerio de Salud y Protección Social e Icontec, con el respaldo de ISQua.

La capacidad para combinar conocimientos científicos avanzados con una profunda empatía de esta organización hacia los pacientes ha sido fundamental para alcanzar este importante logro, éxito que no habría sido posible sin el arduo trabajo y dedicación del equipo de profesionales de la Clínica Comfamiliar, médicos, enfermeras, personal administrativo y de apoyo. 

¿Qué significa esta acreditación en salud para los risaraldenses?

“La acreditación es un hito en medio de un proceso muy importante, es poder tener una institución de salud que garantiza los mejores estándares de calidad, tanto de prestación, organización, como capacidad de gestión de conocimiento en los temas de salud” expresó durante una entrevista exclusiva para El Diario.

Tal como plantea el doctor Juan José, es la primera institución de salud acreditada en el departamento y la primera que hace parte de una caja de compensación familiar conforme a ello es una demostración de la evolución de la mejora continua alrededor de la prestación de servicios de salud. 

Proceso para llegar a la acreditación

Se trata de un esfuerzo continuo de mejora dentro de Comfamiliar Risaralda. Desde 2006, su área de salud ha mantenido la certificación ISO 9001. Luego, lograron ser un escenario de práctica formativa para estudiantes, recibiendo a más de 300 estudiantes este año, además, en el ámbito de investigación, se logró categorizar un grupo reconocido por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

«El año pasado logramos la certificación en nuestras prácticas clínicas, una certificación obligatoria para realizar investigación clínica en una institución de salud», afirmó Juan José Montoya.

Asimismo, la organización ha obtenido certificaciones ambientales y su central de mezclas está certificada por Invima. También han sido reconocidos por sus esfuerzos en Inclusión y Desarrollo Sostenible y desde 2016, han trabajado en un proceso más riguroso de acreditación, que incluyó dos visitas previas y culminó en una transformación cultural sostenida. Finalmente, la clínica Comfamiliar Risaralda se encuentra entre las 57 IPS acreditadas en Colombia, de un total de 15,000 IPS en el país.

Impacto en la salud

La acreditación tiene un impacto significativo, ya que uno de los elementos más trascendentales es demostrar que los procesos asistenciales están centrados en los pacientes, atendiendo sus dolencias y necesidades. Esto se traduce en resultados reales en salud.

«Los resultados de salud son difíciles de valorar externamente, ya que no son tangibles fácilmente visibles. Sin embargo, tienen sus formas, procesos y mediciones aseguran que una organización está adecuadamente estructurada para lograr los resultados esperados», señaló el doctor Montoya.

Participación de la investigación

La investigación y la gestión del conocimiento son pilares estratégicos en Comfamiliar Risaralda y en toda la Caja de Compensación. Aunque la prestación de servicios de salud es lo más visible, detrás de ella hay una necesidad importante de gestionar el conocimiento para mejorar el desempeño clínico y tomar decisiones informadas diariamente.

Los procesos de investigación están integrados en varias áreas y líneas, con enfoques fuertes en genética y enfermedades huérfanas, donde es esencial la gestión del conocimiento. Un ejemplo es el programa Consentido, que apoya a niños en riesgo de alteraciones en su desarrollo.

Además, la organización es referente en áreas como la enfermedad coronaria compleja, estableciendo estándares internacionales para su tratamiento. En las áreas materno-pediátricas, también son un referente regional, contribuyendo significativamente a la investigación y el conocimiento. Estos desarrollos mejoran la práctica clínica y fortalecen la educación y la docencia de servicio, creando una base sólida para la continua evolución y excelencia de la clínica Comfamiliar.

Nuevas apuestas 

En el marco de la mejora continua, Comfamiliar Risaralda está en constante evolución. Una de las próximas metas es obtener la certificación como Hospital Universitario, un estándar relativamente nuevo en la región. Esto implica un avance significativo desde su actual rol como escenario de práctica formativa hacia una lógica de hospital universitario, con el objetivo de convertirse en un centro de excelencia.

«Tenemos unos focos importantes dentro de la salud cardiovascular, salud materno, prenatal y pediátrica, áreas muy reconocidas, así como en gastroenterología y cirugía compleja. Comfamiliar fue pionero en la región en cirugía mínimamente invasiva, una práctica que ahora muchas otras instituciones también ofrecen», comentó el científico.

La visión es seguir desarrollando áreas específicas donde Comfamiliar ya ha alcanzado un alto nivel de desarrollo, y donde realizan procedimientos únicos en la ciudad. Esta mejora continua y la búsqueda de la excelencia están alineadas con la evolución de la Fundación Universitaria Comfamiliar y sus programas de formación en salud.

Destacado: Este reconocimiento se refleja en la capacidad de la organización para centrarse en los pacientes y usuarios, garantizando la mejor atención clínica y médica.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -