20.4 C
Pereira
viernes, agosto 12, 2022

La vocación, cuando los profesionales aman lo que hacen

Es tendencia

- Advertisement -

En la actualidad la mayoría de las empresas buscan que los colaboradores, además del conocimiento o el título, trabajen a gusto con sus labores.

Pese a que se comprende que no todas las personas tienen la posibilidad de estudiar o formarse en lo que les gusta, ni todas las que estudian pueden ejercer su profesión, si resulta importante destacar que la mayoría de empresas en la actualidad procuran que su personal se encuentre a gusto, principalmente en elementos como la realización de las tareas propias de cada cargo, después de todo, si una persona no disfruta lo que hace o no tiene ningún tipo de vocación por ello, los resultados pueden ser diferentes a los esperados y la frustración se convierte en un ruido al interior de la organización.

El examen vocacional

En algunas instituciones educativas se promueve la aplicación de exámenes vocacionales a modo de ayuda para que los jóvenes encuentren con mayor facilidad su orientación profesional, se componen de pruebas técnicas que permiten reconocer las habilidades “existe una prueba llamada disc de personalidad que te permite conocer que tan afín eres para ciertos trabajos resultados (d) dominante eres ( aplica para carreras directivas o de jefatura, resultado (i) La influencia muestra personas más afín con áreas comerciales y de ventas, mientras un resultado (s) perfil estable te orienta a cargos más de paciencia, ayudar a otros y calma. Por último, un perfil (c) cumplimiento te lleva a ser más adaptable, cuidadoso y orientado a detalle” aclara la Psicóloga Laura Miranda.

Cesar Augusto Cano, explica respecto a este tipo de exámenes que son útiles “en la medida que se realicen por personas y grupos de profesionales preparados que han estudiado el comportamiento humano desde un punto de vista científico, referenciado y sustentado en investigaciones estructuradas y validadas por el método científico. El tema del comportamiento no se debe abordar apresurada ni superficialmente. El ser humano es complejo y su comportamiento está determinado por muchos factores a lo largo de la vida. En el devenir de la vida nos vemos influenciados por muchos aspectos individuales, sociales y laborales que van modificando o enriqueciendo nuestro comportamiento y de esa manera tomamos diferentes caminos ratificando en el que caminamos o cambiando nuestro rumbo.”

Trabajar por vocación

Heiller Abadía, Doctor en Comunicación Estratégica, Publicidad y Relaciones Públicas comenta que las organizaciones contemporáneas, aquellas «que han entendido el valor de las personas en el engranaje vital de las mismas», poseen estructurados mecanismos de selección de talento, lo anterior dado a la imperiosa necesidad de contar con personas, no solo preparadas académicamente, sino, más allá, personas con pasión, entrega, amor por lo que hacen; personas que disfruten aportar en una organización, que su profesión haga parte de su identidad, de lo que son, de su huella.

Retos empresariales

«No puede confundirse pasión y entrega con recargarse de trabajo, pues algunas empresas abusan de la vocación para exigir y cargar a sus colaboradores de trabajo generando problemas de gran complejidad, entre ellos el síndrome de burnout» informa Heiller Abadía, sumado a ello Ángela María Vega, psicóloga, con Maestría en Administración de empresas de la U. Javeriana, quien actualmente funge como Directora de Talento Humano en C.I. FLP Colombia (la quinta exportadora de aguacate en el país) y que acostumbra manejar un volumen de hasta 400 colaboradores explica que cuando se tienen empleados sin vocación por su trabajo “el reto consiste en acompañar a esas personas en el maravilloso proceso de encontrar el camino. Muchas veces empiezan en cargos que tal vez no les permitan brillar, pero es parte de nuestro rol, evaluar, acompañar y hacer esa identificación de competencias y fortalezas, junto con abrir caminos y generar posibilidades laborales que les permitan alcanzar el éxito en lo que hacen. Cuando hablo de éxito no necesariamente es sobresalir, ser reconocidos o tener dinero, desde un punto de vista muy personal, se trata de disfrutar, amar lo que se hace, sentirnos plenos en nuestra labor” concluye la psicóloga.

Concluyendo, Heiller Abadía, argumenta que las organizaciones necesitan y buscan vincular a personas con vocación, lo cual «conlleva a tener colaboradores que disfrutan lo que hacen y con ello una dinámica de trabajo proactiva y equilibrada». según explica las áreas de gestión humana, están llamadas a realizar procesos de selección del personal diseñados de manera minuciosa y bajo las características y necesidades de cada empresa, así se podrá identificar un talento humano desde la integralidad y no solo la titulación. “Programas académicos como la especialización en Gestión Humana en las Organizaciones de la Universidad Católica de Pereira, tienen un enfoque centrado en la comprensión del ser humano desde todas las dimensiones y su aporte a la organización, lo que garantiza el superar la concepción de las personas como trabajadores y llegar a entender el impacto que una persona puede tener en la vitalidad de una empresa.» enfatiza.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -