La tierra está ardiendo


Hace poco se presentaba como noticia jocosa que un porcentaje de  jóvenes creía que la leche venía “de la bolsa” y el agua “de la llave” pero ignoraban el proceso que hace posible estas comodidades; precisamente, desconocer de dónde vienen los beneficios y no preocuparse por el impacto de cada acción humana ha llevado a que el cambio climático ya no pueda ser revertido, solamente mitigado. Actividades como la ganadería extensiva, han llevado a que el planeta se sobrecaliente, pocas personas se preguntan las implicaciones ambientales que hay detrás de una hamburguesa.

En la pasada cumbre del clima de Glasgow los países reafirmaron el objetivo de limitar el incremento de la temperatura media mundial a 2 grados y esforzarse por no superar los 1,5. Anders Wijkman, presidente de honor del Club de Roma, señaló en la Cumbre de Acción Climática que: «hay que ser muy claros: de momento, estamos perdiendo la guerra». En 1935, la superficie silvestre representaba el 70 % del planeta, mientras que ahora no llega al 30 %, recuerda Wijkman, antes de sentenciar que todavía no se entiende que «los ecosistemas, la atmósfera estable y los océanos constituyen los sistemas que sostienen nuestra vida».

SITUACIÓN EN RISARALDA

De acuerdo con el Registro Único Nacional de Áreas Protegidas RUNAP las 28 áreas protegidas de del territorio risaraldense representan más del 30% del mismo, no obstante, el reporte de alertas de la Carder indica actualmente riesgos de inundaciones y deslizamientos en 12 de los 14 municipios, siendo los más graves (alerta roja) por deslizamiento La Virginia, Marsella, Pereira, Quinchía y por creciente súbita Pueblo Rico, lo que se convierte en evidencia irrefutable de una problemática ambiental ¿qué la ocasionó? Alexander Manzano, administrador ambiental, indica que el cambio climático es real y aunque en el departamento se vea “tanto verde” eso no significa que las condiciones son ideales ni mucho menos que los acontecimientos ambientales a nivel planetario no afectan esta zona. 

Manzano también explica que el evento global se denomina cambio climático, pero el efecto del mismo que vivimos a nivel local se denomina variabilidad climática y está representada en los extremos calor y lluvia que están afectando el departamento hace años.

 

Efiambiental, un programa para cuidar el medio ambiente

• Efiambiental promueve una filosofía de conservación y cuidado del ambiente que contribuye a la descarbonización.  Éste es un programa que la empresa distribuidora de gas natural para el Eje Cafetero, Efigas, lidera desde hace más de 5 años a través de un voluntariado que entrega herramientas para la apropiación de conocimiento ambiental y prácticas de intervención en el territorio donde opera, con acciones como restauración de áreas de interés ambiental bajo el enfoque de soluciones basadas en la naturaleza.

123 colaboradores de diferentes niveles de la empresa hacen parte de este programa que se extiende a sus familias, y que cuenta con la articulación estratégica con los expertos de la organización Verdes Pensamientos, quienes acompañan la operación del programa en cada una de sus sedes.