Factores que determinan excelencia educativa en las universidades

Las mejores universidades de la ciudad de Pereira constantemente están en la búsqueda de desarrollar propuestas que den reconocimiento a los planteles basados en la calidad.

Las instituciones de educación superior deben estar en permanentes renovaciones que conlleven a ser destacadas y altamente posicionadas. Por tal razón los directivos de las instituciones procuran contar con calidad docente que proporcione conocimientos y experiencias académicas acorde a las necesidades y exigencias del mundo laboral actual, no solo de la capital risaraldense, sino del país, como es el caso de universidades como Areandina Pereira, la Universidad Católica de Pereira y la Universidad Tecnológica de Pereira UTP.

Planteles educativos donde hoy en día es normal ver a los docentes en constantes capacitaciones y estudios que fortalecen no solo los conocimientos en los estudiantes, sino que les dan estatus y reconocimiento a las universidades.

Hoy en día un título universitario se ha convertido en un requisito indispensable para crecer profesional y laboralmente, es decir, un empleo que proporcione un salario digno y la oportunidad de promoción.

Estas y otras universidades de la Perla del Otún, trabajan con frecuencia en el diseño y desarrollo de propuestas en busca de llamar la atención de los aspirantes, estar a la vanguardia y actualización en temas de interés, incidencia y necesidades laborales; así como en la permanente búsqueda de ofrecer programas de pregrado de calidad donde haya y se evidencie una formación integral. Estos son algunos aspectos que caracterizan a Areandina, la UTP y la Católica.

Instalaciones inteligentes: las instituciones de educación superior del futuro estarán más ligadas que nunca a la innovación, la investigación de nuevas ideas y el nacimiento de empresas novedosas. Hoy en día las universidades son uno de los principales focos creativos y será una tendencia que aumente en el futuro, cuando el talento será cada vez más indispensable para destacar en el ámbito empresarial y profesional.

Tecnología de punta: la inversión en tecnología será básica para las universidades del futuro. La tecnología no solo permite tener las mejores soluciones educativas y las herramientas más eficaces, sino que es imprescindible para que las universidades se mantengan a la cabeza de la innovación y para que sus alumnos puedan desplegar todo su talento y potencial. Muestra de ello fue la contingencia que se vivió el año pasado producto del Covid-19, donde se puso a prueba todas las capacidades y recursos.

Apoyo al deporte, cultura, emprendimiento, innovación e investigación: con frecuencia las universidades hacen un gran aporte en recursos y acompañamiento para que los estudiantes tengan participación activa en diversas actividades donde los participantes representan con orgullo las universidades.

Aprendizaje online: las universidades se tienen que adaptar a los nuevos métodos de formación ofreciendo a los alumnos las facilidades necesarias. Por ello cobran gran importancia las infraestructuras para permitir a los estudiantes diferentes tipos de formación, tanto presencial como online o híbrida, además de las plataformas necesarias para que la formación sea de calidad. Un acontecimiento que se vio marcado en el 2020, cuando la pandemia llegó sin previo aviso y obligó a las universidades de la ciudad a poner en marcha estrategias que garantizaran la formación académica.

Facilidades de pago: las mejores universidades tienen planes que permiten a estudiantes nuevos y antiguos acogerse a descuentos y facilidades de pago para iniciar o continuar con los estudios profesionales. Acciones valoradas por los alumnos y sus familias.

Doble titulación: la doble titulación es una propuesta de estudios en la que se combinan dos carreras universitarias, por lo general, dos cuya aplicación práctica en la vida laboral pueda considerarse complementaria.

El hecho de que existan diversas asignaturas comunes en las dos carreras contribuye a facilitar mucho las cosas. Pero aún, la carga lectiva de una doble titulación es bastante superior a la de una sola carrera. Un proyecto de doble titulación hace que el período de estudios se prolongue uno o dos semestres más de lo habitual.

Esta propuesta se va extendiendo paulatinamente por los campus tanto públicos como privados de todo el país y el mundo.

Los planes de estudio de estas carreras incluyen el número de créditos y las materias imprescindibles para cada una por separado. Para que, al finalizar el programa, los estudiantes puedan obtener de manera independiente la titulación oficial en cada caso.

Seguridad: otro de los factores son los sistemas de seguridad y monitoreo con el que cuentan los campus universitarios, lo que genera tranquilidad a toda la comunidad educativa y sus familias.

Prácticas académicas: en las universidades del futuro los alumnos tendrán menos horas lectivas y estarán más enfocadas a las clases prácticas. Se imponen nuevos métodos de enseñanza, orientados a proyectos y al emprendimiento. La concepción clásica de la enseñanza cambia hacia métodos donde el alumno es más autónomo y eficiente.

Influencia de la globalización: será una universidad más global y democrática, en la que gente de cualquier parte podrá tener acceso al conocimiento.

Es una tendencia que se viene dando en los últimos años gracias a instituciones que ofrecen de forma gratuita en sus portales, cursos y profundizaciones.

Compartir