Día Internacional del Trabajo, fecha para recordar que con la unión se superan adversidades

Cada 1ro. de mayo se conmemora el Día Internacional del Trabajo, a nivel mundial millones de personas, gremios, sectores influyentes de la economía y gente del común, se unen para alzar la voz y exigir mejores condiciones laborales. Lo cual se convierte en una lucha constante, diaria, ininterrumpida.

Los inicios del Día Internacional del Trabajador se remontan a 1889 al Congreso Obrero Socialista de La Segunda Internacional celebrado en París. Allí, trabajadores de muchos sectores se dieron cita para abrir debate sobre sus contratos y condiciones laborales. Además, querían conmemorar el fallecimiento de “Los Mártires de Chicago” un grupo sindicalista anarquista que fue ejecutado a sangre fría tras varios días de protesta que comenzaron precisamente un primero de mayo.

El Día Internacional del Trabajo debe gran parte de su conmemoración a la organización de trabajadores “Noble Order of the Knights of Labor” quienes consiguieron que los empleadores y grandes empresarios se rindieran ante sus peticiones que consistían en: una mejora al contrato laboral y una jornada más humana.

De allí que cada año los trabajadores se unen para marchar, para gritar, para hacerse sentir y pedir equidad, mejores condiciones de trabajo y salariales, así como contrataciones justas y mayores oportunidades de acceso.

En Colombia desde 1914, se conmemora esta fecha en las ciudades capitales del país, por medio de marchas cargadas de mucho color y arte, de pancartas y mensajes alusivos, de esperanza.

En tiempos de pandemia

La pandemia del Covid-19 ha devastado el mundo del trabajo, destruyendo empleos, empresas y modos de vida. El llamado es para empleados, empleadores, gobiernos y organizaciones a unir fuerzas en un momento en el que la crisis ha golpeado a todos. La pandemia redujo en 2020 en un 8,8 % la cantidad de horas de trabajo en el mundo, o el equivalente a 255 millones de empleos, cuatro veces más que la crisis financiera de 2009.

reconocimiento especial

En esta fecha, es fundamental destacar la ardua labor de miles de trabajadores y emprendedores de la capital de Risaralda y todos los municipios del departamento, que a diario realizan las labores profesionales y contribuyen con  la generación de empleo y aporte a la economía y crecimiento de la región del Eje Cafetero.  Que el Día del Trabajo, conmemorado por segundo año consecutivo bajo la crisis de la pandemia, sea la oportunidad para recordar derechos e igualdad, pero también de fortalecer esos lazos entre trabajadores y empresarios emprendedores que  siguen con su interés de crear empleos sostenibles, innovar en un momentos en que la humanidad así lo reclama.

El 1 de mayo es una festividad que tiene un carácter oficial en muchos países del mundo, actualmente muchísmimas naciones continúan participando en las celebraciones y sus reivindicaciones, mientras que otra parte lo toma  como el día de descanso para actividades de ocio, etc., sin embargo no hay que olvidar que esta fecha rinde homenaje a aquellos que lucharon por una vida digna para todos los trabajadores y trabajadoras, así lo recuerda la Organización Internacional del Trabajo (OIT) agencia tripartita de la ONU, que reúne a gobiernos, empleadores y trabajadores de 187 estados miembros.

Derechos del trabajador

Vale mencionar que si se vulnera alguno de estos derechos se puede iniciar un procedimiento de tutela de los derechos fundamentales del trabajador.

* El derecho a la vida y a la integridad física del trabajador(a), siempre que su vulneración sea consecuencia directa de actos ocurridos en la relación laboral.

* El respeto y protección a la vida privada y a la honra del trabajador(a) y su familia.

* El derecho a la libertad de conciencia, a la manifestación de todas las creencias y al ejercicio libre de todos los cultos.

* La libertad de expresión, opinión e información sin censura previa, en cualquier forma y por cualquier medio.

* La libertad de trabajo y el derecho a su libre elección. Además, la garantía de que ninguna clase de trabajo puede ser prohibida, salvo las excepciones que la propia Constitución dispone.

* El derecho a no ser sujeto de los actos discriminatorios señalados en el artículo 2° del Código del Trabajo.

* La libertad sindical y el derecho a negociar colectivamente sin obstáculos indebidos.

* La garantía de indemnidad, que consiste en no ser objeto de represalias ejercidas por el empleador, en razón o como consecuencia de la labor fiscalizadora de la Dirección del Trabajo o por el ejercicio de acciones judiciales.

Compartir

Deja un comentario