Ciencia y tecnología, pilares fundamentales de las universidades

Cuando se habla de tecnología es probable que se vengan a la mente algunos de los elementos con los que las personas suelen interactuar a lo largo del día: celular, dispositivos portátiles, computadoras, entre otros. Sin embargo, la ciencia y la tecnología están presentes en eso y mucho más. Son importantes para el mundo puesto que a lo largo del tiempo se han convertido en instrumentos de transformación en la sociedad.

Una de las funciones fundamentales de la universidad es propiciar la creación de nuevos conocimientos a través de la investigación científica, tecnológica, humanística y social. Esta función se ha convertido en el centro de la evaluación de las universidades a nivel nacional y en muchos países del mundo.

Tanto la ciencia como la tecnología basan su existencia en la búsqueda y el desarrollo de productos, servicios, medios, herramientas y otras entidades, capaces de satisfacer las necesidades humanas y de la vida en general, problemas de salud se han solucionado gracias a la ciencia y tecnología. Se han convertido en ramas de la actividad inseparables de la vida y el progreso de la sociedad desde hace varias décadas.

De allí que los los programas académicos de las instituciones de educación superior, se deben basar en el conocimiento y aprendizaje que contribuyan a crear soluciones reales para problemas reales a través de la investigación.

Las instituciones universitarias deben plantearse preguntas como:¿En qué medida se trata de una función cuyo desarrollo responde a elementos estructurales en la organización, a la calidad de los recursos humanos incorporados, a las condiciones favorables para el desarrollo y la productividad de grupos, etc.?

¿Hay conciencia de estos procesos en las autoridades universitarias? ¿Hay visiones y proyectos institucionales del papel que se quiere desempeñar ante las necesidades de la región del Eje Cafetero?, ¿Qué cambios y decisiones toman, o deben tomar, los directivos de las universidades y de los centros de investigación para generar capacidades de investigación?, ¿Qué características tienen los posgrados de más éxito en la formación de investigadores?, ¿Qué cambios y decisiones deben tomarse en sus derroteros de desarrollo institucional para generar infraestructura, grupos de investigación productivos y bases de conocimiento que puedan ser semillero de oportunidades económicas?

Apropiándose de dichos cuestionamientos y respuestas, las universidades altamente posicionadas en la ciudad de Pereira, podrán definir y en gran medida seguirle apostando a la tecnología y a la ciencia como aspectos fundamentales para la formación académica que será crucial para la vida laboral.

  

La investigación

La razón que justifica la necesidad de investigar en las universidades es la de preparar individuos con habilidades y conocimientos nuevos que tengan una formación académica adecuada en un mundo en acelerado desarrollo. Y esto es así porque la sociedad requiere capital humano para resolver sus problemas más inmediatos; contribuir a acrecentar ese capital es una de las misiones más importantes de las universidades. La herramienta fundamental para lograrlo es la ciencia; por eso es necesario cultivarla. El insumo más valioso hoy en día es el conocimiento y no resulta aventurado decir que es la única inversión segura.

Según encuesta de percepción sobre ciencia y tecnología desarrolladas en por el Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología y Colciencias, se evidencia que día a día la población colombiana se siente afín con estos temas.

Teniendo en cuenta que el acceso a la información es una condición indispensable para que se produzca el conocimiento; que el aprendizaje constituye la base sobre la cual se apoya el desarrollo, el progreso de las sociedades y que la tecnología facilita la información y por tanto el conocimiento. Es importante llamar la atención sobre la relevancia de que las políticas educativas favorezcan aún más la formación del futuro profesional, en estrecha correspondencia con las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y con los cambios constantes que ellas experimentan.