Carreras más apetecidas, el panorama al elegir profesión en Risaralda


Andrea Ramírez Mosquera

Howard Gardner el psicólogo creador de la teoría de las inteligencias múltiples afirmaba que “Una mala persona no llega nunca a ser buen profesional”, anexo a esta idea se puede decir que una persona que estudia una carrera con la que no siente afinidad difícilmente llega a ser feliz a la hora de su desempeño profesional, lo cual fácilmente le puede llevar a la frustración, la cual terina  por generar sentimientos negativos que se ven reflejados en una mala praxis, el momento de elegir el futuro profesional se constituye en uno de los más importantes para la vida de cualquier ser humano, EL DIARIO realiza un análisis de las diferentes características de las carreras más apetecidas, tanto por los estudiantes a la hora de cursarlas como por los empleadores del mercado laboral actual. 

Elegir la profesión, decisión meditada

La RAE indica respecto a la palabra “profesión” que significa “tener determinado sentimiento hacia alguien o algo” precisamente en casos como el de la religión se profesa una fe, pero esta palabra tiene también una acepción relacionad con los oficios de vida, es decir, la profesión, si se tiene en cuenta que aquello que se profesa incluye sentimiento no se puede desligar el sentimiento de la profesión misma partiendo entonces del mismo significado de la palabra se puede argumentar que elegir una carrera universitaria profesional requiere inicialmente que la persona tenga un profundo sentimiento hacia esta opción, después de todo el conocimiento es un bien inalienable al ser humano, por tanto, lo aprendido hace parte de las personas durante el resto de sus vidas, por 

Precisamente Laura Miranda psicóloga especialista en talento humano y creadora del portal quieroemplearmeya.com.co, se dedica a brindar asesoría y orientación a personas que buscan empleo y explica la importancia de elegir una carrera universitaria pensando en las características de personalidad, por ejemplo recomienda que las personas tímidas pueden tener dificultades si escogen carreras de amplio relacionamiento con personas, la especialista también indica “los factores sociales y familiares influyen, mucho casos en los que por ejemplo mis papás son médicos o arquitectos entonces yo también debo serlo” y recomienda no seguir presiones sociales a fin de satisfacer terceros, la profesión es una decisión totalmente personal,  por otra parte comenta que el contexto influye en casos como la media técnica que tienen algunos colegios que orienta hacia alguna profesión determinada, finalmente Miranda sostiene que se debe tener presente la situación económica propia antes de escoger una carrera es aterrizar los deseos a las posibilidades, no obstante existen opciones de financiamiento a las que se puede acudir en caso de no tener facilidades inmediatas a la hora de estudiar.

 

 

 

 

 

 

Salario, elemento crucial

Para empezar cabe hacer la aclaración de que las carreras más apetecidas por los estudiantes, no son siempre las más buscadas en el mundo laboral, y si bien la vocación hace parte esencial a la hora de escoger carrera, se debe tener también en cuenta la “salida” que puede llegar a tener un profesional.

Igualmente se debe pensar en la remuneración, según el Ministerio de Trabajo en Colombia las profesiones mejor pagadas son (en orden de la que más gana a menos): Geología, Medicina, Química Farmacéutica, Ingeniería en Sistemas, Ingeniería en Telecomunicaciones, Contabilidad y finanzas, Estadística, Negocios, Relaciones Públicas, Mercadotecnia. El factor salarial es uno de los elementos que más dificultades suele traer en materia de ejercicio profesional, precisamente Javier David Orbes abogado pereirano, especialista en derecho laboral explica que entre los pleitos legales más comunes se encuentran problemas relacionados con la disminución de salario, pago de liquidaciones y acoso laboral.

El profesional en leyes sugiere que para evitar dolores de cabeza posteriores, el futuro universitario debe buscar ejemplos de profesionales en la carrera que desean estudiar y preguntarles acerca del desempeño de la misma, también asegura que una mala elección de carrera trae graves consecuencias  “el desánimo en el empleado que no está haciendo algo que sea de su agrado genera animadversión respecto al trabajo y los empleadores, eso hace un trabajo poco eficiente que genera pérdidas para la empresa y se pueden generar conflictos laborales” puntualiza al respecto el doctor Orbes. 

Educación Vocacional y Técnica, otra opción

En Pereira existe también la formación con el modelo de educación vocacional o técnica, este modelo cuenta con los títulos de técnico laborales, técnico profesionales y tecnólogos, para formarse en un programa técnico que dura un año se requiere grado noveno aprobado y para desarrollar una carrera tecnológica se requiere grado 11 aprobado y certificado de pruebas ICFES, no importa el puntaje, este tipo de formación la brindan instituciones como el SENA y tiene mucha aceptación sobre todo en programas técnicos como: Enfermería, Auxiliar de Farmacia, Cocina, Recursos Humanos, Peluquería, etc. Y en carreras tecnológicas como: Análisis y Desarrollo de Sistemas de Información; Gestión Administrativa, Gestión del Talento Humano, Electricidad Industrial, Producción de Medios Audiovisuales, Análisis y Desarrollo de Software entre otros. De acuerdo con César Augusto Cano Echeverry, coordinador de formación en el SENA Risaralda, estas opciones formativas se ofrecen como resultado del relacionamiento empresarial para que sea una oferta coherente y pertinente al mercado laboral.

 

Elementos a tener en cuenta al elegir la carrera universitaria

*La vocación

identificar qué le gusta al futuro profesional

*Establecer habilidades y capacidades propias

actitudes y aptitudes profesionales

*Definir qué metas se tienen y cómo se quiere vivir proyecto de vida

*La economía y capacidad financiera estudiar con financiación o  no.

*Las posibilidades de empleabilidad qué tanta demanda tiene la profesión elegida