Como Silverio Rocha, de 55 años de edad, fue identificado el reciclador muerto a golpes, al parecer por otro hombre que también se dedicaba a la misma actividad el cual fue identificado como Andrés Mauricio Cortés Rúa, un habitante de calle, de 39 años.
El hecho fue considerado como un caso de intolerancia y tal vez en un momento de ira del agresor.

De acuerdo con lo que se pudo establecer, Silverio y Andrés Mauricio estaban reciclando en la avenida 30 de Agosto con calle 40 de Pereira, aproximadamente a las 8:30 de la noche del domingo tuvieron un altercado, al parecer, Rocha le lanzó una pedrada a Cortés Rúa, este de inmediato no le respondió, pero se fue caminando, enojado por lo que pasó, pues según él, la víctima se la tenía montada.

 

Según se conoció, una hora después Cortés vio a Silverio cruzando la avenida cerca al Megabús y le salió al camino con un madero, lo sorprendió por la espalda y le dio un golpe fuerte en la cabeza. La víctima cayó al piso y según los videos que recolectó la Fiscalía del lugar de los hechos, Cortés Rúa le siguió dando golpes a la víctima, para luego huir por la 40, por el sector de Impala.

 

Alguien de la comunidad le avisó a un militar que pasaba por allí, le dio las características físicas y este lo persiguió, no lo perdió de vista e informó a la policía del CAI San Nicolás, varios uniformados llegaron y capturaron al presunto agresor, que aún portaba el palo con que habría cometido el crimen.

 

Por su parte Silverio fue trasladado al hospital San Jorge, donde murió minutos después debido a un trauma craneoencefálico severo.
De la víctima se conoció que era oriundo de Fresno (Tolima), se dedicaba al reciclaje y permanecía por dicho sector donde era muy conocido.

La audiencia
En las audiencias preliminares la Fiscalía le imputó al investigado, oriundo del municipio de Tuluá, Valle, el delito de homicidio, Andrés Mauricio guardó silencio y el ente acusador pidió medida de aseguramiento en centro carcelario. Debido a que este no tiene familia en esta ciudad, lo envió a prisión, mientras sigue el proceso y será sometido a valoración médica por parte de Medicina Legal.
De ser condenado, el presunto homicida pagará 17 años y 3 meses de cárcel.