El sábado a la medianoche, la Policía recibió la llamada del testigo de un crimen que además reveló el rumbo que tomaron los homicidas. El hecho sucedió en inmediaciones del puente Curtiembres, donde un hombre le disparó a Steven Ramírez González en varias ocasiones y huyó en una camioneta.

El testigo, que iba en un carro, siguió con las luces apagadas dicha camioneta y le avisó a la Policía por donde estaban huyendo hasta que en el sector de Turín, una patrulla motorizada se les atravesó; en la parte trasera de la camioneta encontraron un arma de fuego 9 mm. Mientras tanto otra patrulla del Parque Industrial se dirigió al sitio donde fue cometido el asesinato y en efecto encontraron el cuerpo de Steven.

Confesión. Aunque en el sitio capturaron a dos personas, en el caso solo fue involucrado David Alexánder Jiménez Osorio, ya que al otro hombre lo cogieron de “gancho ciego”; esto le quedó claro al juez de Control de Garantías después de que los dos capturados rompieran el silencio y en las audiencias de garantías decidieran contar paso a paso cómo cometieron el crimen.

 

Le disparó
David contó que hace 4 meses, en una fiesta en la Badea, conoció a Steven consumiendo Tucibi; David, quien estaba con su novia, se lo llevó para la casa en el barrio El Plumón, para seguir tomando. Estando allí, el hoy capturado salió a comprar licor y cuando volvió encontró a su novia llorando porque Steven supuestamente se sobrepasó con ella, sin embargo, este hombre ya se había ido.

David no lo volvió a ver hasta este sábado en la noche cuando se lo encontró en el barrio y aunque tenía mucha rabia, lo saludó normal; la víctima, sin saber que eso iba a marcar su destino, le mostró un arma 9 mm a David, le dijo que la estaba vendiendo.

 

Le ofreció el arma
David aceptó comprársela con la condición de que lo acompañara al Parque Industrial por el dinero y así fue como el capturado buscó al conductor de la camioneta para que les hiciera una carrera hasta allá, este aceptó.

En el camino David le dijo al conductor que se fuera por la vía El Pollo y cuando iban llegando al puente de Curtiembres, Jiménez Osorio hizo detener al conductor para orinar; Steven iba en la orilla así que debió bajarse para que David saliera y estando en la orilla de la carretera en la puerta del carro le disparó en 8 ocasiones.

Tanto el confeso homicida como el conductor de la camioneta concuerdan en su testimonio, también en que David amenazó al chofer con el arma cuando quiso arrancar el carro; más adelante fueron capturados.

 

Libre
Después de los testimonios de los dos detenidos el conductor de la camioneta quedó en libertad mientras que a David Alexánder le imputaron los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego. Por estrategia de la defensa este guardó silencio, pues espera poder realizar un preacuerdo más adelante para rebajar la pena.

El Juez de Control de Garantías después de que la Fiscalía argumentara porqué era necesario enviarlo a la cárcel, aceptó esta medida.

 

La víctima
Steven vivía en Dosquebradas, estaba desempleado, era padre de un menor de 10 años, era el tercero de 5 hermanos.
Una amiga de la víctima les avisó a los dolientes sobre el crimen, pues ella lo llamó al celular y un agente de Policía le contó que Steven estaba muerto.

14,831 total views, 16 views today