Combustibles alternativos, una opción ecológica que contribuye al cuidado del medio ambiente

Los combustibles alternativos son carburantes pensados para sustituir a los combustibles fósiles o derivados del petróleo. Un producto que es cada vez más escaso y, por tanto, también más cara su obtención, a la vez que es contaminante.

A menudo producen menos contaminación que la gasolina o el diésel y el resultado final es que su uso se esta convirtiendo en una necesidad imperante debido a los altos costos de los carburantes y al efecto negativo que producen en el medio ambiente y en los bolsillos de miles de consumidores que ven una necesidad latente de cambio.

Los combustibles alternativos deben ser más económicos y ecológicos que los tradicionales. Y, aunque aún no han alcanzado el nivel de los combustibles tradicionales, es una tecnología todavía en desarrollo y podrían alcanzar en un futuro cercano una mayor eficiencia e incluso superar a la de los derivados del petróleo.

1Algunos combustibles alternativos

* Metanol: es otro combustible alternativo que funciona en combinación con otros carburantes convencionales principalmente con gasolina. Sin embargo, tiene más inconvenientes que el etanol a la hora de fabricarlo.

* Gas natural vehicular (GNV): aunque en menor medida, también se puede usar licuado. Está compuesto básicamente por metano con un alto índice de hidrógeno por carbono, produciendo así bastante menos Co2.

* Biocombustible M4: es un nuevo combustible alternativo ecológico compuesto en un 87% de etanol y 13% de una fórmula secreta. Su ventaja es que puede usarse en cualquier motor de gasolina sin necesidad de modificaciones.

* Electricidad: puede ser usada como un combustible alternativo para los vehículos eléctricos o de celdas de combustible. Los vehículos movidos con electricidad almacenan la energía en baterías que se recargan enchufando el vehículo en una fuente convencional de electricidad.

* Biodiesel: es un combustible alternativo basado en grasas vegetales o animales, aún aquellas recicladas de restaurantes que las han usado para cocinar.

La gasolina y el diesel son todavía los combustibles reyes de la cadena de suministro pero los combustibles alternativos están balanceando la escala más hacia lo verde.

Los anteriores generalmente tienen menos emisiones que contribuyan al smog, la contaminación del aire y el calentamiento global.

Tenga presente que estos pueden ayudar a las naciones a convertirse en energéticamente independientes.

 

Gas natural

El gas natural es un combustible, o una fuente energética, de origen fósil, formado principalmente por metano, aunque también suele contener una proporción variable de hidrocarburos ligeros como el etano, butano o propano, y trazas de hidrocarburos más pesados.

Es eficiente porque: es fácil de transportar y se pierde muy poco cuando se entrega al usuario final, es fácil de almacenar, las nuevas tecnologías están mejorando la eficiencia.

El gas natural es una fuente de combustible más eficiente para muchas aplicaciones.

Entre sus ventajas está que se puede utilizar en multitud de aparatos, tanto para generar calor, calefacción, agua caliente, en cocinas industriales y hornos, como para generar frío en instalaciones refrigeradoras, es de fácil acceso para el usuario ya que se canaliza hasta el lugar de utilización. Solo es preciso abrir un grifo, válvula, para tener un suministro constante y de calidad y al ser un producto más ligero que el aire, las posibles fugas o emisiones se disipan rápidamente en la atmósfera, siempre que se sigan las prescripciones necesarias en cuanto a aberturas de ventilación.

 

Vale recordar el alza en los precios que la gasolina ha tenido a nivel nacional y con ello crear conciencia que hoy en día existen medios alternativos para tener muy en cuenta.

1
Deja Un Comentario

1 Hilos de comentarios
0 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más caliente
1 Autores de comentarios
el más nuevo más antiguo más votado
WPA

Según las cuentas de las empresas de gas en Colombia sólo tenemos gas para los próximos 6 años, menos mal que las perforaciones recientes en el mar Caribe indican que habrá gas para algunos años más; pero
las generaciones próximas deberán ir pensando en la energía solar, las baterías de grafeno y otras fuentes
de energía para reemplazar las millones de estufas a gas que hay en el país.