Marcela Arboleda Arias

 

Las agresiones son de carácter físico y psicológico, en donde se incluyen burlas por el aspecto físico. Es de recalcar que no es un hecho esporádico y que existe una víctima y un victimario.

“En algunos casos de bullying se puede evidenciar una agresión relacional, es decir, una o más personas atacan a un solo individuo y no es un simple episodio, es algo que se vuelve una constante”, dijo José Fernando Mejía, director del programa Aulas en Paz.
Para Liliana María Sánchez Villada, secretaria de educación del departamento, el bullying es una situación que ha existido desde la antigüedad y no sólo en las instituciones educativas sino que también en las relaciones humanas.

“Este tipo de hechos tienen lugar cuando un compañero de clase tiene condiciones inferiores porque es menor, tímido o tiene alguna situación de vulnerabilidad, entonces emplean palabras de burla a aquellos niños que por ejemplo utilizan gafas, si son flacos o de contextura gruesa, incluso porque cantan bonito”, manifestó la Secretaria de Educación.

 

Este tipo de actos afecta la relación de pares que existe entre los niños o adolescentes, pero el acoso también se puede dar en ámbitos laborales y se le conoce como moving que es la burla hacia los compañeros de trabajo.

 

Ahora bien, los niños que acosan a otros, por lo general son el reflejo de situaciones adversas en su núcleo familiar, en donde ven que los padres se faltan al respeto y son golpeados por los mismos. Sin embargo, hay menores que a pesar de estar en familias amorosas son acosadores, pues disfrutan de infundir miedo, de dominar al otro. Lo lamentable es que muchos padres naturalizan los actos agresivos indicando que ‘son niños’.

 

 

 

Bullying en la familia

 

Hay una violencia dentro del ámbito familiar y que es difícil de identificar, pues todo puede parecer una simple pelea entre hermanos, pero hay que saber identificar que es una rivalidad normal entre hermanos, y que es el abuso constante y despiadado por parte de alguno.
Son signos de alerta cuando se producen insultos y violencia psicológica, pues este resulta ser más hiriente que los golpes físicos, cuando busca ridiculizarlo frente a terceros y cuando los demás hermanos lo hacen a un lado.

La revista Developmental Psychology, indica que la intimidación entre hermanos, a parte de no entender de clases sociales, surge en familias que tienen más de tres hijos, en donde el dominio sobre el otro por los recursos termina en ataques.

 

Dato

Estudios aseguran que el bullying entre hermanos llega a ser peor que el acoso en la escuela, ya que puede generar depresión y episodios de ansiedad en la edad adulta.

 

 

 

De acosado a acosador

 

Muchas veces los niños que son acosados por sus compañeros de clase salen a acosar a otros más pequeños, pues buscan liberar su frustración. “Debemos romper con la dinámica en donde solucionamos las cosas por las malas y comenzar a darle nuestros niños otras formas distintas de relacionarse”, explicó José Fernando Mejía, director del programa Aulas en Paz.

 

 

 

Círculo vicioso y virtuoso

 

Jhon Jairo Mosquera Rodas, profesor investigador de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas en el Programa de Psicología de la Universidad Cooperativa, explica que el bullying es la punta del iceberg de un problema social, cuyo origen tiene que ver directamente con la familia y en la forma en la que los seres humanos enfrentan las dificultades de la vida, allí es donde entran en juego el círculo vicioso y el virtuoso.

“El primero tiene que ver con el rol que asume cada niño, es como si fuese un acto cinematográfico donde uno toma el papel del bueno y el otro es el malo”, dijo el docente.

Por su parte, el círculo virtuoso es una dinámica en donde ambas partes interactúan armoniosamente y además se evidencia un trabajo grupal y de sana convivencia, no hay víctima ni victimario

 

 

Identifique si su hijo está siendo víctima de acoso escolar

 

– Cambios de comportamiento como tristeza, irritabilidad y mal humor.

– Problemas para dormir y pesadillas.

– ambios en los hábitos alimentarios: comen demasiado, o les falta el apetito.

– Dolores psicosomáticos sin justificación alguna.

– Señales físicas como moretones y rasguños.

– Desdén para ir al colegio en reiteradas ocasiones.

– Problemas para relacionarse y poco interés en realizar actividades con sus compañeros de clase.

– Cambios en el rendimiento escolar.

 

 

Trabajo en las aulas

 

La Secretaría de Educación Departamental viene implementado diversas estrategias con las instituciones educativas para mitigar el acoso escolar. Por tanto, están llegando a los colegios con charlas y actividades de concientización para el respeto y reconocimiento del otro.

“Los manuales de convivencia están estructurados en fallas 1, 2 y 3 y la ruta de atención se encuentran activa a través de los comités que realiza acciones desde la familia y los barrios para evitar situaciones de maltrato que en ocasiones se vuelven muy difíciles, tanto para las víctimas como los victimarios”, indicó la secretaria de educación, Liliana María Sánchez Villada a El Diario.

 

Dato

Santuario, La Virginia y Santa Rosa de Cabal son los municipios en donde más situaciones de Bullying se han presentado

 

 

Datos de lesiones e intimidación en Colombia

 

La Encuesta Nacional de Salud Escolar de 2018 cuenta con los siguientes resultados con respecto a los cuestionamientos sobre el acoso escolar:

 

– 1 de cada cinco escolares son víctimas de agresión.

– 1 de cada cuatro ha participado en peleas físicas.

– Es más frecuente en hombres que en mujeres.

– Los escolares indígenas reportan más ser víctimas de agresión física, intimidación y rechazo; los afro, más de agresión verbal

– La agresión física es más frecuente en las áreas urbanas, especialmente en Bogotá y en Barranquilla.

– En las instituciones del sector no oficial se reporta más intimidación, agresión verbal y lesiones serias

2,668 total views, 34 views today