Los fabricantes de vehículos llevan años trabajando en la forma de salvar vidas en los accidentes de tránsito, la seguridad activa y la seguridad pasiva protegen la vida del conductor y de los ocupantes.
Los últimos avances en tecnología en el equipamiento de los vehículos y los beneficios en seguridad, generan mayor valor a la hora de comercializar carros, ya que dan credibilidad y confianza a los clientes por medio de bondades que los convierte en un automotor seguro.

 

Cinturones de seguridad:
Imprescindibles para cualquier viajero, básicos en la seguridad vial, son los cinturones de seguridad. En caso de impacto, algunos cuentan con un dispositivo que bloquean el mecanismo en caso de sufrir una fuerte desaceleración, pretensores y limitadores de esfuerzo.

 

Sistemas de frenado y asistentes:
Todos los sistemas de frenado actuales cuentan con circuitos independientes que permiten frenar con mayor eficacia. Un sistema de (ABS) es mejor; reduce la distancia de frenado, manteniendo la capacidad de cambiar de dirección para evadir obstáculos.

 

Dirección:
El sistema de dirección garantiza la maniobra del vehículo, en los automóviles actuales se endurecen a altas velocidades para evitar posibles accidentes, también algunas se pueden regular de acuerdo a la modalidad de manejo que requiera el piloto, existen direcciones asistidas hidráulicas, eléctricas, etc.

 

Suspensión:
Para mantener el automóvil estable y absorber las irregularidades de la carretera, están los sistemas de suspensión con barras estabilizadoras que conectan las dos ruedas de cada eje y sirven para controlar la inclinación en las curvas, evitando así una salida de la vía.

 

Llantas:
El compuesto de las llantas y su labrado deben garantizar tracción adecuada en cualquier clima y condición. Deben estar en las mejores condiciones para obtener la máxima adherencia con el suelo, siempre el labrado debe ser superior a 1.6 mm, la presión de inflado debe ser la recomendada, la llanta de repuesto es fundamental por lo que debe cumplir con todas las condiciones de las demás llantas.

 

Control de estabilidad:
Son muy útiles en caso de que el conductor pierda el control del automóvil. Mediante sensores que perciben la velocidad de cada una de las llantas, la posición del volante y la posición del pedal del acelerador, un procesador electrónico determina las acciones a tomar para los apropiados controles de tracción.

 

Los Airbags:
Son unas bolsas que, mediante un sistema pirotécnico, se inflan en fracciones de segundo cuando el auto choca a una velocidad considerable. Su objetivo es impedir que los ocupantes se golpeen directamente con alguna parte del vehículo. Existen las bolsas frontales, laterales, tipo cortina (para la cabeza) e incluso para las rodillas.

 

Sistemas de control:
Freno de parqueo predictivo, sensores en los espejos para evitar hacer sobrepasos bloqueando la dirección, barras de seguridad en las puertas, barras de techo, luces con seguimiento en curva, control de descenso, todos estos equipamientos pueden ser de utilidad para prevenir accidentes.

5,587 total views, 3 views today