¿Cómo reconocer una buena batería?

Existe información que probablemente los usuarios ignoren en la etiqueta y que podría ayudarles para la elección de una buena batería. Elegir una marca con tradición y experiencia en el mercado le puede costar un poco más, pero le evitará dolores de cabeza en el futuro y menos visitas al mecánico. “Lo barato siempre sale caro”.

En la etiqueta, los usuarios podrán encontrar información, como: indicaciones de uso, precauciones, procedencia, fecha de fabricación y vencimiento; entre otros datos de interés. Sin embargo, no todas las marcas tienen en su etiqueta las pruebas a las que son sometidas y las certificaciones nacionales e internacionales.
Son muchos los actores de la industria automotriz que trabajan desde sus casas matrices, centros de investigación y desarrollo, concesionarios, talleres, y demás, para evolucionar de acuerdo con las exigencias de un entorno cada vez más cambiante. Movilizarse de manera sostenible y amigable con el medio ambiente, es una de las principales preocupaciones de los conductores.

Pero, entre tantas marcas de baterías que llegan al mercado prometiendo infinidades de bondades a los usuarios, ¿cómo podemos identificar aquellas que nos van a garantizar una buena calidad? Diversos estudios demuestran que el factor costo-beneficio es relevante para los consumidores al momento de comprar cualquier producto.

Asegure una buena elección

* Pruebas de productos: antes de que un producto salga a la venta, sus fabricantes y productores lo someten ante exigentes pruebas internas, que garantizan que el producto puede competir de acuerdo con su categoría con el resto del mercado.

A través de dichas pruebas, las marcas pueden identificar qué aspectos deben mejorar, reforzar o cambiar. Este tipo de tecnificaciones y procedimientos, generalmente lo llevan a cabo las marcas con experiencia y tradición en el mercado.

* Certificaciones nacionales e internacionales: el que un producto cuente con certificaciones nacionales e internacionales demuestra que una autoridad reconocida en la industria automotriz avala la calidad de los materiales del producto y los procesos de producción.