Reconozca los problemas del funcionamiento de los carros a causa de la batería

A pesar de los esfuerzos de las autoridades nacionales por contener la propagación del virus Covid-19, y de las acciones emprendidas por gran parte de la ciudadanía para prevenir los casos de contagio, todavía la pandemia se encuentra lejos de ser un tema del pasado.

Incluso, son varios los expertos que aseguran que aunque se reduzcan las restricciones impuestas en los próximos meses (como el aislamiento social obligatorio), algunos de los cambios generados por esta situación podrían persistir en el tiempo, dando paso a una “nueva realidad”.

Uno de estos cambios, precisamente, tiene que ver con las restricciones en materia de movilidad y desplazamientos, las cuales han tenido un impacto significativo no solo en la vida y rutina de millones de personas, sino, también, en el estado de uno de los elementos más preciados e importantes de nuestro diario vivir: el carro.

Así pues, los conductores en el país han tenido que aprender y/o adoptar prácticas de cuidado y mantenimiento distintas a las habituales, para evitar posibles daños en los componentes del vehículo, especialmente en el sistema eléctrico, el cual es más vulnerable a los efectos negativos de una prolongada inactividad.

Por esta razón, expertos de Varta comparten las siguientes recomendaciones para prolongar la vida útil de la batería del carro.

A) Falta de actividad prolongada

Los prolongados tiempos de inactividad generan un impacto negativo en el sistema eléctrico del carro, reduciendo así la vida útil de la batería. Cabe recordar que aunque el vehículo se encuentre apagado, la batería sigue aportando energía a los diferentes equipos que dependen de ella, como la radio o el sistema de iluminación; forzándola a trabajar de manera constante en estado de baja carga hasta causar su descarga completa.

En épocas de movilidad restringida, se recomienda encender el auto –por lo menos- una vez por semana durante 15 minutos, para activar todos sus elementos y evitar que se oxiden por falta de uso pero, fundamentalmente, para que la batería goce de los ciclos de carga y descarga adecuados. También es aconsejable sacar el vehículo y manejarlo durante varios kilómetros, con el fin de evitar posibles detrimentos en la vida útil de la batería.

B) Dejar luces o radio encendidas

Muchos conductores han decidido practicarle una limpieza y un mantenimiento óptimo a su vehículo. Sin embargo, son varios los que se han quedado sin batería mientras lo hacían por hacer un uso incorrecto del sistema eléctrico del carro cuando este se encontraba apagado, bien sea por descuido (dejar las luces encendidas), por diversión (escuchar música) o por realizar varias tareas a la vez (cargar el celular).

En consecuencia, una de las recomendaciones más prácticas al momento de alargar la vida útil de la batería, es abstenerse de encender los accesorios eléctricos del carro cuando este no esté en funcionamiento, más aún, en tiempos de movilidad restringida como el actual, ya que esto acelera los niveles de descarga y desgaste de la batería. Así mismo, hay que tener en cuenta que cuando se instalan nuevos elementos eléctricos que requieren de un mayor consumo de energía (como pantallas, equipos de audio o asientos con calefacción) esto generará inevitablemente una reducción en el tiempo de vida útil de la batería.

Revisiones periódicas

En situaciones normales o extraordinarias lo más recomendable es llevar el carro hasta un centro especializado y de confianza, donde puedan hacerle revisiones periódicas a la batería y al sistema eléctrico, con el fin de reducir las probabilidades de sufrir daños y afectaciones.

C) Recorridos cortos

Efectivamente, no basta solo con encender el auto de manera continua sino que, también, hay que procurar manejarlo durante varios kilómetros para evitar que la batería se descargue. El problema, sobre todo en épocas de pandemia, radica cuando se utiliza el carro para realizar recorridos cortos de forma permanente y constante, por ejemplo, para ir al supermercado o al banco.

¿La razón? Cuando el vehículo recorre continuamente distancias cortas, la batería no llega a cargarse completamente, y si a esto le añadimos el gasto de energía que suponen algunos accesorios (como las ventanas traseras y los asientos con calefacción) el gasto de energía es aún mayor, ocasionando que la batería presente un balance energético negativo.

Para que esto no suceda, se recomienza realizar un trayecto largo con el carro al menos una vez al mes para que el alternador pueda recargar la batería, claro está, dentro de los parámetros y/o lineamientos diseñados por las autoridades.

D) Sujeción inadecuada de la batería al vehículo

A la hora de prolongar la vida útil de la batería, son varios los que recomiendan desconectarla durante largos periodos de inactividad, como, por ejemplo, un viaje o una cuarentena. El problema, sin embargo, es que muchos conductores no son precisamente unos “expertos” en mecánica automotriz, por lo que es recurrente en esta clase de situaciones, que la batería no quede bien sujeta o conectada al momento de encender de nuevo el carro, generando así un mayor consumo de energía y, por ende, una reducción en su vida útil. Además, se pueden desconfigurar los sistemas eléctricos que generan mayores problemas en el futuro, como el daño de los computadores.

Aquí lo más recomendable es llevarlo inmediatamente hasta un centro especializado y de confianza, en donde verdaderos expertos en el tema puedan practicarle una revisión y un mantenimiento adecuado, no solo a la batería y al sistema eléctrico, sino, en general, a todo los elementos del vehículo.

Deja un comentario