¿Cómo actuar frente al incendio de algún vehículo?

Enfrentarse a un hecho como estos es una situación compleja difícil de asimilar, siendo la vida y la salud lo primordial, ver en llamas su carro, es un impacto que queda en el recuerdo.

Múltiples factores pueden llegar a generar dichos incidentes inesperados, por ello tenga en cuenta algunos consejos para evitar incendios y en caso tal de estar en una situación de estas, saber cómo actuar.

Los incendios en vehículos en su gran mayoría son provocados por la errónea manipulación de sistemas del mismo o descuido por parte de su propietario.

Cabe mencionar el incendio del articulado de Transmilenio el pasado mes de junio en Bogotá o el más reciente y lamentable ocurrido en Tasajera y entre otros tantos, para recordar la importancia de saber actuar frente a estos hechos y evitar causas que conlleven a que un vehículo se incendie.

En esta oportunidad, Cesvi Colombia y su área de dictámenes periciales con más de 10 años de trayectoria determinando las causas de un siniestro, y en el campo de incinerados, con más de 750 casos analizados, comparte las causas que provocan esta clase accidentes que se pueden evitar.

Para que se genere cualquier incendio se requiere una fuente de calor, y está claro que los vehículos son ‘máquinas’ que generan calor, algunas de las causas para desencadenar fuego pueden ser:

Fricción: por dos superficies en rozamiento, sobre todo, en elementos móviles como ruedas, sistema de frenado, poleas y correas.

Llama directa: puede ser originado por un fosforo, encendedor, mechero o cerilla.

Chispas: partículas producidas por rozamiento entre dos superficies metálicas o al rozar el acero con el pavimento.

Superficies calientes: sistemas o piezas que se calientan a temperaturas extremas y al contacto con algún combustible puede generar un incendio. Ejemplo: sistema de escape (colector, silenciador y catalizador) y turbocompresor.

Fuente eléctrica: cableado del sistema eléctrico, arcos eléctricos (por cables rotos, cortados o deteriorados, o consecuencia de una colisión o accidente), batería (ya sea por el hidrógeno que se desprende de la reacción química, o por una chispa generada en su exterior o interior), carga eléctrica o corto circuito.

Otras fuentes de calor: una colilla sobre papeles, ropa o cualquier combustible, proceso de reparación del vehículo, procesos de soldadura, manipulación inadecuada, derrame de líquidos inflamables, siniestro, choque o colisión.

Aun así y con las recomendaciones sugeridas hay acciones humanas que pueden llegar a generar un incendio mucho más grave, por lo cual es importante tener en cuenta que cuando un vehículo se incendia se debe guardar distancia, y evitar extinguir el fuego con agua, no intentar intervenir o manipular los sistemas mecánicos o eléctricos durante la conflagración o colisión, asimismo no se debe intentar rescatar artículos materiales una vez iniciado el incendio.

¿Cómo actuar frente a estos hechos?

  1. Evacue de inmediato el vehículo y tome distancia del mismo.
  2. De aviso a las autoridades y profesionales tales como bomberos, asistencia médica y policía.
  3. Acordone el lugar, use un equipo de señalización para evitar que se empeore la situación.
  4. Trate de controlar o sofocar el incendio con el uso de extintores.
  5. Preste ayuda a las víctimas que lo requieran.

Algunos errores humanos que pueden desencadenar incendios

● Manipular o intervenir inadecuadamente los sistemas eléctricos o mecánicos.

● Usar el vehículo para fines diferentes a los permitidos tales como transporte de líquidos inflamables o gases combustibles.

● Fumar dentro o cerca del vehículo.

● No cumplir con los mantenimientos sugeridos por el fabricante.

● Manipular el vehículo posterior a una colisión media o fuerte.

● Portar objetos que al contacto con el sol actúen como efecto lupa, (depósitos o botellas de vidrio).

● Usar inadecuadamente los accesorios del vehículo como el encendedor.

● No prestar atención a los testigos o alertas generadas por el vehículo.