Cerca de 175 artesanos de Risaralda se beneficiarán este año 2019, con el Programa Laboratorios de Innovación y Diseño, de Artesanías de Colombia, entidad vinculada al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, con lo cual se busca fortalecer al sector artesanal a través de la recuperación y preservación de los oficios tradicionales; la innovación en el diseño y en la productividad, y la distribución y comercialización. Estrategias que se enmarcan en la política de Economía Naranja que promueve el Gobierno nacional, y que apuntan a que las comunidades generen ingresos y mejoren su calidad de vida. Este año, artesanos provenientes de Pereira, Dosquebradas, Santa Rosa,  Pueblo Rico, Guática y Quinchía serán los beneficiarios de este programa de Artesanías de Colombia, estos artesanos recibirán asistencia técnica integral donde se enfocan en el mejoramiento y acompañamiento en procesos productivos para el desarrollo de productos, aprovechamiento de material desecho y recuperación y mantenimiento de maquinaria. En estos espacios se brinda un acompañamiento integral a las comunidades con vocación artesanal, se fortalecen sus competencias y capacidades con un énfasis en la innovación aplicada a los procesos productivos y productos artesanales, y se generan alianzas públicas y privadas para el desarrollo de proyectos.

¿Artesanías de Colombia qué tipo de apoyo le está brindando a los artesanos de Risaralda?

El departamento de Risaralda ha contado con el Laboratorio de Innovación y Diseño desde hace bastante tiempo, de hecho Artesanías de Colombia creó ese laboratorio hace 20 años, el cual atendía el Eje Cafetero y fue uno de nuestros primeros laboratorios. En los últimos cuatro años este laboratorio –como en los restantes 32 departamentos y  Bogotá- han venido fortaleciendo esta estrategia. Desde el 2014 el laboratorio de Risaralda está ejecutando proyectos –año tras año- con recursos de la Nación y haciendo inversiones en proyectos muy prácticos y que tienen mucho que ver con los emprendimientos asociados al tema cultural, es decir a la identidad de los oficios artesanales que hay en el departamento.

¿En qué líneas de producción se ha contado con este apoyo?

Entre ellos tejeduría, talla en madera, trabajo en guadua, juguetería y en varios oficios muy representativos del departamento. Los proyectos abarcan lo que llamamos la cadena de valor de la actividad artesanal, que va desde la identificación y el diagnóstico de las comunidades en términos socio-económicos, socio-culturales pasando por todo un proceso de asistencia técnica y capacitación en temas de desarrollo humano y emprendimiento, en donde lo que pretende en este módulo es identificar las capacidades que tienen las unidades productivas para poder salir adelante.

¿Cuál es el siguiente paso de esta asistencia a los artesanos?

Luego viene el proceso de diseño, que llamamos eco-diseño, en donde diseñadores contratados por la entidad trabajan de la mano con los maestros artesanos y los artesanos para desarrollar nuevas líneas de producto para ofrecer a un mercado. Adicionalmente el tema de diseño viene acompañado por procesos de mejoramiento de la producción, en algunas ocasiones proveemos de herramientas adecuadas y que den respuesta a mejorar la productividad del quehacer artesanal y, finalmente, todo este proceso lo mostramos en varios escenarios de mercado. Nosotros nos damos a la tarea de identificar en qué escenarios adecuados podemos presentar estos proyectos a la venta y el efecto positivo es mejorar los ingresos en las comunidades artesanales a través de los eventos feriales o puntos de venta que podamos identificar tanto locales como regionales.

¿Cuáles son los eventos artesanales más significativos?

Lo más importante son nuestras ferias nacionales que son Expo Artesano y Expo Artesanías, la primera es una feria nacional en Medellín ya con un muy buen posicionamiento y con un tipo de mercado que conocemos muy bien, dado que llevamos alrededor de ocho años y Expo Artesanías que arriba a la edición 27 en  diciembre en Bogotá en donde el mercado siempre espera que haya productos innovadores de cada uno de los departamentos.

¿Cuál es el papel de los laboratorios de innovación y diseño?

Los laboratorios son una estrategia de la entidad que se ha venido fortaleciendo en los últimos cuatro años, los cuales cumplen dos funciones específicas: una, establecer una agenda de gestión de alianzas con entes territoriales, entidades locales y sector privado. Incluso en muchos tenemos también alianzas con las Cámaras de Comercio, las gobernaciones que aportan recursos en especies o en efectivo para que estos proyectos se lleven a cabo y tengamos una cobertura de atención a beneficiarios del departamento. La segunda, los laboratorios son un equipo que tiene Artesanías de Colombia en cada de las regiones con un enlace que se encarga de toda la gestión territorial y hay un equipo de diseñadores que atienden a las comunidades en los diferentes municipios y hacer el seguimiento y el monitoreo de los proyectos que se formulan para cada uno de los departamento. También, año a año, los laboratorios hacen diagnósticos regionales sobre cómo se está comportando la actividad artesanal.

¿En Risaralda qué acogida ha encontrado este tipo de apoyos?

En Risaralda en los últimos cuatro años hemos cubierto un buen porcentaje de artesanos. Y hay que mencionar que año a año hacemos un evento que antes se llamaba Mesas Regionales y ahora encuentros Regionales, en los cuales convocamos a las entidades y entes territoriales y a las asociaciones de los artesanos para identificar conjuntamente las necesidades y hacia dónde debemos direccionar nuestros proyectos. En el caso de Risaralda, como en muchos departamentos, hemos tenido una aceptación importante porque todos estos proyectos, finalmente, lo que pretenden es fortalecer la actividades artesanal en término de la oferta en los mercados y velar porque el patrimonio cultural asociado a la actividad artesanal permanezca. En muchos de nuestros proyectos siempre involucramos maestros artesanos que mejoren en la técnica con los artesanos para que los oficios permanezcan y prevalezcan en el tiempo.

¿Cómo encajan las artesanías en las políticas de la Economía Naranja?

Desde hace mucho tiempo nosotros trabajamos en función de la visibilización de esta industria creativa, entendido no como una industria sino como un proceso productivo que se basa en la creatividad y en el saber de las personas  y de una comunidad. Así que desde hace mucho tiempo trabajamos en lo que hoy está enmarcado en el concepto de la Economía Naranja. De hecho el Viceministerio de Economía Naranja, en toda su apuesta y estructura, nos tiene como uno de los pilares más importantes para el desarrollo –justamente- de este enfoque del nuevo gobierno, dado que la artesanía es una industria creativa y ahí hay buena parte del acervo cultural de las regiones y porque con las artesanías tenemos vinculación con otros sectores de la Economía Naranja, como la arquitectura, la fotografía, las artes escénicas. Entonces muchos de los oficios artesanales y desarrollo de los productos  se vinculan y nosotros estamos trabajando justamente para que esta articulación con otros tipo de industria se de.

¿Cómo se mide el impacto de estas acciones?

Este año creamos una serie de indicadores para medir el tema de productividad en las unidades artesanales, cómo se están generando cambios en los ingresos de estas unidades, estamos muy enfilados y muy conectados con el enfoque económico que tiene este tema de trabajar con el saber y la creatividad de las personas, sobre todo de quienes están en un territorio.

3,713 total views, 153 views today