El único componente de la canasta educativa que falta por iniciar en la capital risaraldense es el apoyo educativo para estudiantes en condición de discapacidad.

Ya en el Sistema Electrónico de Contratación Pública (Secop) se encuentra el proceso para seleccionar una empresa o firma para la ejecución de este programa.

En entrevista con El Diario, Daniel Perdomo, secretario de Educación de Pereira, afirmó que “todo el tema de discapacidad y talentos excepcionales ya esta en proceso. Para este año tenemos una figura mixta con un equipo de base desde la Secretaría de Educación que va a acompañar la asesoría profesional a todas las instituciones educativas donde hay estudiantes en condición de discapacidad”.

Esto con el de hacer la resignificación de los proyectos educativos y articular dos procesos muy importantes del año pasado que son los lineamientos para el mejoramiento de los pactos de convivencia y los lineamiento de evaluación escolar.

Este programa ha generado polémica en el pasado, no por la idoneidad del mismo, sino porque la aplicación comenzaba, prácticamente, en los últimos meses del año, cuando ya los estudiantes estaban finalizando el periodo escolar.

Una de las exigencias al contratista que se encargará de este programa, es contar con un equipo de 75 personas entre fonoaudiólogos, trabajadores sociales, interpretes de señas, fisioterapeutas, tifólogos, entre otros.

Para la ejecución de este programa se tienen dispuestos $ 1816 millones. La idea es contar con una verdadera educación inclusiva, donde los niños, niñas y adolescentes en condición de discapacidad puedan cursar sus estudios sin mayores complicaciones.

Una de las quejas frecuentes por parte de los padres de familia y los mismos estudiantes en condición de discapacidad, son las barreras de infraestructura que hay en muchos planteles educativos de la ciudad. Faltas de rampas, sillas inadecuadas, pasillos peligrosos, son algunas de las situaciones que ponen en riesgo a los estudiantes en condición de discapacidad.

 

Aún hay matriculas
Muchos padres de familia todavía no han hecho la tarea de matricular a sus hijos en una institución educativa. Aunque ya van varias semanas de inicio del año escolar, el llamado a los acudientes es que no esperen más e inscriban a los niños, niñas y adolescentes.

El encargado de Educación municipal afirmó que “a la fecha estamos en un poco más de 70.000 estudiantes matriculados en los colegios públicos de Pereira, la meta es superar los 71.000 estudiantes en la jornada regular. A esta cifra hay que sumarle los estudiantes de lo que denominados 3011 que son los de la modalidad nocturna y sabatina donde esperamos tener más de 4000 estudiantes y así llegar a una población educativa de alrededor de 75.000 estudiantes en las instituciones educativas públicas”, dijo el funcionario.

 

Evitar deserción
Hay que recordar que no tener a los hijos matriculados en una institución educativa o sacarlos antes de que finalice el año escolar, conlleva que el hogar no pueda acceder a otros programas sociales como el Mínimo Vital.

Con esto se busca hacerle frente a la deserción escolar que en Pereira esta por encima del promedio nacional. Cifras cercanas al 5 % alcanza la capital risaraldense en materia de deserción, situación que se busca revertir para este año escolar.

1,146 total views, 77 views today