Anoche todo funcionó en el cuadro Matecaña y por fin llegó la primera victoria del semestre como visitante

Si en ocasiones anteriores las críticas llegaron al Deportivo Pereira por el mal fútbol mostrado y por los pobres resultados y la ‘empatitis’, como el pasado viernes en casa, hoy se debe reconocer ampliamente que lo demostrado anoche por el cuadro Matecaña en la ‘ciudad milagro’ deja motivada, ilusionada y esperanzada a la hinchada rojiamarilla que cada vez siente más cerca el ascenso tras ocho años de sufrimientos y desengaños.

Y es que ayer el partido del Pereira fue perfecto en todas su líneas, con un Avellaneda que en las pocas intervenciones que tuvo respondió de la mejor manera, con una pareja de centrales que como muralla frenaron a los atacantes cuyabros, con un Danny Cano que regresó y dijo acá no pasa nada, con la seriedad y seguridad de un Yoiver González que como siempre aportó la experiencia en esa línea de 4 en el fondo, con un Francisco ‘Pacho’ Córdoba nuevamente inmenso ayudando en defensa y conteniendo por su banda y a la vez desplegándose al ataque, certero en la pelota quieta convirtiendo de tiro libre sobre los 58 minutos la primera anotación en el Centenario y demostrando que está casado con el gol pues el viernes fue el salvador en el Hernán Ramírez.

Casierra también aportó como el lateral izquierdo que ejecutó a la perfección el trabajo de neutralización ordenado por Craviotto para anular las intenciones de ataque del Quindío. En el medio campo Tavera y Movil le dieron balance y generación de juego al equipo. Este último fue el que recuperó el balón a la salida del Quindío para que finalmente después de un par de pases más se concretara el tanto que dio la tranquilad para los tres puntos. Un poco más arriba Rafael Navarro demostró una vez más su excelente momento al marcar una ‘joya’ y de tacó mandarla a guardar para que los fieles seguidores matecañas que llegaron hasta el jardín de América celebraran a los 72 minutos el segundo tanto en la lluviosa noche quindiana durante el quinto clásico cafetero del año. Alejandro Artunduaga le dio esa mano al equipo para cumplir el planteamiento táctico de un partido que el cuerpo técnico, en cabeza de Néstor Craviotto leyó a la perfección.

Y cómo no seguir aplaudiendo lo que partido tras partido está realizando el ‘chiquitín’ de 18 años llamado Delio Ángel Ramírez, que como un ‘Ángel de la guarda’ apareció en el equipo titular para demostrar que tiene un camino marcado de éxitos por su buen juego, por su capacidad de desmarque, por sus pases y por ser ese jugador al que constantemente le generan faltas. Precisamente por una entrada fuerte sobre él se generó el tiro libre ejecutado por ‘Pacho’ y que abrió el camino del triunfo. Además en la misma acción previa fue expulsado Juan Carlos Deusa por doble amarilla. Igualmente De sus pies salió el pase que excelentemente aprovechó Rafa Navarro.

Y aunque completó su tercer partido sin anotar, Diego Álvarez, que tuvo una opción clara en el primer tiempo, trabajó también marcando en la salida de los locales y haciendo triangulaciones que arrastraban marca y que permitieron llegar varias veces al arco del cuadro dirigido por Alberto Suárez, ausente en la línea debido a una suspensión.

Por fin la espera terminó y la banda de Craviotto pudo celebrar en este segundo semestre por fuera de casa y de paso aumentar a nueve las fechas que lleva sin conocer la derrota.

Deportivo Pereira logró un triunfo importantísimo no solo para sus aspiraciones de llegar a la segunda final del año, sino para continuar sumando puntos en la reclasificación, tabla donde marcha líder con 75 unidades. Los Matecañas ahora suman 4 puntos en el Grupo A y esperan ante el Cortuluá en la fecha 3 de los cuadrangulares semifinales defender el invicto de nueve fechas como locales.

Fotos / DIMAYOR

2 comentarios en “Anoche todo funcionó en el cuadro Matecaña y por fin llegó la primera victoria del semestre como visitante”

Los comentarios están cerrados.