Aunque el 29 de enero de 2019 vencía el término para la conclusión de este proyecto, que consiste en la construcción de sistemas de acueducto y alcantarillado en 10 municipios chocoanos, tanto la Agencia de Cooperación Española y el Gobierno español; principales financiadores de la obra, dieron una prórroga para la culminación de los trabajos.

Aguas y Aguas de Pereira es la unidad ejecutora del proyecto, pero al día de hoy no hay claridad sí la empresa continuará en la ejecución de las obras o sí quedará excluida.

En entrevista con El Diario, Efraín Díaz, gerente encargado de la empresa, manifestó que “Aguas y Aguas por instrucción directa del Alcalde de Pereira, se sienta con el Ministerio de Vivienda a renegociar las condiciones económicas de ese contrato. Sí logramos la renegociación de las condiciones, la empresa va en esa prórroga, si no terminamos nuestro vínculo contractual”. En dos meses se estaría conociendo el futuro de Aguas y Aguas en este proyecto.

Los avances en la construcción de los sistemas mencionados están prácticamente al 100 % de ejecución a excepción del municipio de Istmina, pero el proyecto se compone de otros aspectos como son el social e institucional.

El Gerente encargado señaló que “sí hay lugar, de pronto, a desequilibrios económicos en la ejecución de ese contrato, Aguas y Aguas tendrá que entrar a reclamarlo a través de la jurisdicción contenciosa. Esa es la realidad de Todos por el Pacífico”.

 

Más que obras físicas
“El compromiso con el proyecto Todos por el Pacífico era lograr la integralidad, tenía los componentes institucional, social y de obras. El tema social consistía en una intervención de reconstrucción o construcción del tejido social, frente a la cultura de los servicios públicos, sobretodo el de agua porque en el Chocó no existe. Y el tema institucional, hay que decir que allí (Chocó) hay una falencia muy grande y es que no hay empresas constituidas para gerenciar las obras que se dejarán en dicho departamento”, acotó Díaz.

Las condiciones geográficas y de orden público en Chocó, no son las mejores, situaciones que llevaron a que el convenio de Todos por el Pacífico que se firmó en el 2010, fuera prorrogado en varias ocasiones, siendo la última el 28 de enero de este año por 28 meses.

Teniendo en cuenta que los trabajos más retrasados están en el municipio de Istmina, la mira para el trabajo que se desarrollará en estos 28 meses, está puesta sobre este municipio que es uno de los más poblados de Chocó.