Azúcares y transformadores eléctricos son los productos no tradicionales (sin café) que más envía Risaralda a Perú, país que forma parte de la Alianza Pacífico junto a México y Chile y donde Colombia y el departamento pueden encontrar oportunidades comerciales gracias a que puede servir de trampolín para llegar al Asia Pacífico.

Así lo manifestó Luis Alfonso Chala, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Integración Colombo-Peruana, quien habló con El Diario sobre las posibilidades que tienen Colombia y Risaralda con el vecino país en términos de turismo y agroindustria.

 

¿Cómo están las relaciones comerciales entre Colombia y Perú?
Ha sido buena a lo largo de los años. En materia política, económica y comercial hay sinergias interesantes entre ambos países. Al mirar las cifras de comercio exterior, se desearía que fueran más amplias, todo por la similitud que hay con nuestra economía y nuestro aparato productivo, lo que hace más usual que se encuentren oportunidades específicas y allí como cámara se facilita a los empresarios el acceso a encontrar esa oportunidad real que los empresarios colombianos puedan tener en Perú.

 

¿Cuál es el monto de esa interacción comercial?
El comercio binacional sumado está sobre los US$ 2000 millones, con una balanza comercial con superávit para Colombia. Pero esto con el paso de los años ha ido cambiado ya que se encuentra una inversión interesante de empresas peruanas en el país, eso hace que muchas empresas se vuelvan importadoras de sus productos. Esa balanza que es favor de Colombia, se ha ido cerrando.

 

¿Qué está exportando Colombia a Perú?
Algo interesante entre los países es que el intercambio comercial está realmente en productos no tradicionales, eso es de aplaudir, no está fundamentado en petróleo o carbón, aunque hay algo de ese tipo de productos, el mayor volumen está sustentado en productos no tradicionales. Colombia tiene presencia fuerte con productos de confitería, alimentos procesados, papel, azúcar, metalmecánica, servicios como software, obras de ingeniería civil, servicios de salud, son los representativos nacionales allí.

 

¿Qué se importa desde Perú?
Nos encontramos con sectores como las manufacturas plásticas, productos agroindustriales. Colombia es un destino importante para la inversión del sector industrial peruano que se está instalando en varias regiones como Risaralda con Camposol. Hay una serie de oportunidades que llegan a fortalecer más esa relación comercial entre los países.

¿Cómo se dinamizó la relación comercial con la Alianza Pacífico?
Gracias a la Alianza Pacífico se redescubrieron Colombia y Perú. Este acuerdo que ha sido un boom en el marco de los acuerdos de libre comercio para el país, es el tratado más importante que tenemos, los ojos del mundo están puestos en esta zona por lo que significan las economías. Para el caso colombiano y peruano, se empezó a conocer más las oportunidades reales entre países. Hoy por hoy los vuelos diarios hacia Perú van llenos y viceversa, lo que deja ver que el aparato empresarial encontró oportunidades. Las ferias en Colombia son visitadas por compradores y expositores del vecino país.

 

¿Por qué Perú tiene relación más estrecha con Asia Pacífico y no Colombia que ha sido más centrada a EE.UU?
La Alianza Pacífico se hizo para eso. El vehículo comercial con Perú está hace más de 50 años con la Comunidad Andina de Naciones pero la alianza busca fomentar las exportaciones a Asia y Perú se vuelve un aliado estratégico para el país. Desafortunadamente Colombia más allá de Corea del Sur no tiene acuerdos con Asia; mientras que Perú tiene con Corea, China y Singapur, una serie de países importantes a través de los cuales Perú se vuelve un vehículo importante para que el empresario colombiano aproveche esa relación y se pueda exportar a Asia. Obviamente eso implica que los empresarios hagan presencia en Perú y desde allí puedan exportar a Asia ya que hoy solo con Corea del Sur se puede unir origen entre ciertos productos, con el resto implica que mientras no exista acuerdo, se aproveche a Perú y Chile como plataformas de exportación a Asia.

 

¿Cómo puede aprovechar Risaralda esa relación comercial?
Risaralda hoy exporta a Perú entre US$ 18 millones y US$ 19 millones en productos a Perú. Lo interesante de esa canasta exportadora es que son productos no tradicionales. Allí se encuentra azúcar, transformadores, electrodomésticos, confecciones, agroquímicos, software hacen presencia importante, por lo que se tiene una canasta diversificada. Oportunidades son todas, la invitación a los empresarios es que el empresariado local vaya a Perú a abrir mercado, los peruanos hacen negocios con amigos, ir conocer, entender y adaptar el producto a la necesidad del peruano. Ahí está la clave del éxito, se debe ir más allá de estar en una misión comercial o feria sino generar aliados estratégicos con inserción comercial, las oportunidades son todas.

 

¿Qué aprender de Perú en materia turística y gastronómica para potenciarlos más en Colombia?
Definitivamente hay que aprender de Perú. La promoción de turismo y la marca Perú como atractivo han sido una labor muy loable de entidades como Promperú. La marca Perú se ha desarrollado desde hace 10 años, ha generado marcas por sectores en cuanto a renglones como los textiles, café y cacao. Un aspecto importante es el segmento agroindustrial. Perú es una despensa mundial agrícola y Colombia tiene mucho que aprender, acá tenemos tierras, recurso hídrico, diferentes alturas y ser fuertes y potencia. Perú con menos de eso, nos da lecciones y es ver cómo se trabaja y se prioriza un sector para exportaciones a China, Corea, India y Singapur, países asiáticos que demandan alimentos. En materia de turismo, la promoción de Perú, el cuidado de sus atractivos es importante. Allí Colombia con sus regiones, por ejemplo el Eje Cafetero, puede generar atracciones y existir sinergias interesantes.

 

¿Hay restricciones o limitantes en la relación comercial?
Es el conocimiento básico de las economía, donde existe la oportunidad de conocer cómo piensa el empresario peruano. La invitación es a que se indague sobre el sector, producto o servicio, cómo funciona el mercado, entender la parte laboral y tributaria que a veces no se tiene claro y se pueden encontrar piedras en el camino. Perú es un país que se debe visitar para el empresario cada dos veces, reunirse y hacer recorridos, comunicación constante. Los peruanos hacen negocios con amigos, eso es lo que se debe entender. Somos andinos pero la forma de hacer negocios es distinta, el peruano es camaleónico: te negocia como asiático o europeo, eso se nota mucho.

413 total views, 24 views today