Ram?n Echeverri

Son las despedidas las que generan mayores tormentos en el alma de las personas, talvez porque se desgaja un poco de nuestro propio ser. Un buen amigo o amiga, la mujer que se ama, la madre que nos dio el ser, un hermano; verdad que calan en lo m?s ?ntimo de nuestro ser y permean el alma.

Nuestro novelista Jos? Eustasio Rivera escribi? uno de los m?s bellos poemas de nuestra literatura; en un grito desagarrado, dec?a: ??Adi?s! cruenta palabra que invent? la tristeza, eco de lo que acaba, grito de lo que empieza, s?plica de los ojos que no quieren llorar.? Las m?s sentidas canciones tienen relaci?n con una despedida; para ejemplo est?n estas; ?El Adi?s? cantada por Ignacio Corsini; ?Hasta siempre amor?, por Jorge Valdez; ?Tu despedida?, por Alberto Podest?; ?Despedida?, por Daniel Santos; ?Hasta Siempre?, por Leo Marini; ?Adi?s? por Miltinho, ?Adi?s Casita Blanca?, por Garz?n y Collazos; ?El Adi?s del Marino?, por Alfonso Ortiz Tirado; ?Cuando Un amigo se va?, por Alberto Cort?s;? ?Verde mar?, por Juan Arvizu; ?Tristeza Marina?, Leo Marini; lista que es incompleta.

C?sar Felipe Vedani, tuvo su motivo para poetizar uno de los m?s bellos tangos de la historia; y Julio C?sar Sanders no se qued? atr?s al darle cuerpo musical con esos matices tristes que encajaban muy bien en la voz sentimental de Agust?n Magaldi, quien fue el? primero en cantarlo en 1927;? que ha dado la vuelta al mundo y traducido a varios idiomas. Hay una versi?n sobre su origen que narra que el protagonista, cuando se encontraba a punto de morir, con resignaci?n llama a sus amigos para despedirse de ellos; en el desarrollo, con tristeza recuerda a su novia y a su madre, ambas? fallecidas con anterioridad.

Pero realmente ?Qu? fue lo que condujo a Vedani al imaginario po?tico?; un grupo j?venes bohemios se encontraban reunidos en Barrio Flores (no Fl?rez) de Buenos Aires, que para aquellas ?poca era un sector exclusivo, como? lo? era antes, La circunvalar de Pereira o el Barrio Chic? de Bogot?; ?uno de ellos se despidi? con dos palabras: ?Adi?s muchachos?. A Julio C?sar quien estaba all? presente le? qued? sonando y como habilidoso pianista le puso primero, la m?sica y despu?s C?sar Vedani le adapt? la letra; pero un comentarista de la far?ndula, Walter Ercoli dice que fue al contrario: que Vedani era quien? estaba sentado en una de las mesas del caf? ?Las Orqu?deas?, ubicado, s?, en el Barrio Flores;? todav?a existe, y que fue quien escribi? la letra; luego Sanders, excelente repentista de la m?sica, ejecut? la melod?a en un piano del caf?. Es necesario manifestar que los caf?s de renombre del viejo Buenos Aires pose?an un piano de cola, dispuestos para cualquier ocasi?n como el Bar Tortoni, Caf? de los Angelitos, Caf? Gato Negro. Caf? la Giralda, Bar exposici?n, Bar el federal, Bar el molino?

Agust?n Magaldi fue el primero en grabarla el 10 de mayo de 1927 Luego fue Ignacio Corsini, el 27 de febrero de 1928 y el 26 de junio de ese mismo a?o fue el Zorzal Criollo, Carlos Gardel, quien la grab? en Par?s; este tango ha tenido varios cambios en su letra por causa de erradas decisiones de car?cter gubernamental. Adem?s de los citados han sido sus cantores m?s destacados Libertad Lamarque, Hugo del Carril, Daniel Santos, Lida Mendoza, Orlando Contreras, Carlos Dante, Roberto Maida, Bianco Bachicha, Tr?o Los Panchos, Jos? Moreno, Carlos Rold?n, Aldo Fabre, Emilio Ramil. Ra?l del Mar, Las Hermanas Lago, Jos? Moreno, Andr?s Falg?s? Tambi?n grandes orquestas como La Orquesta Juvenil de Lara, La Orquesta t?pica V?ctor, La Orquesta de Alfred Hause, Tony Evans y su orquesta. Louis Armstrong, ?El rey del jazz? grab? una versi?n de??Adios Muchachos??(bye guys)? con arreglos especiales, versi?n que goz? de gran aceptaci?n en Estados Unidos.

 

ADI?S MUCHACHOS

Adi?s muchachos, compa?eros de mi vida,
barra querida de aquellos tiempos,
me toca a mi hoy emprender la retirada
debo alejarme de mi buena muchachada.

Adi?s muchachos, ya me voy y me resigno,
contra el destino nadie la talla,
se terminaron para m? todas las farras,
mi cuerpo enfermo no resiste m?s.

Acuden a mi mente recuerdos de otros tiempos,
de los buenos momentos que anta?o disfrut?,
cerquita de mi madre, santa viejita,
y de mi noviecita, que tanto idolatr?.

Se acuerdan que era hermosa, m?s linda que una diosa,
y que brioso de amor, le di mi coraz?n;
mas el se?or, celoso de sus encantos,
hundi?ndome en el llanto se la llev?.

El Dios jefe supremo no hay quien se le resista,
ya estoy acostumbrado su ley a respetar
pues mi vida deshizo con sus mandatos
llev?ndose a mi madre y a mi novia tambi?n

Dos l?grimas sinceras derramo en mi partida
por una barra querida que nunca me olvid?
y al darles a mis amigos adi?s postrero
les doy con toda mi alma mi bendici?n.

1,481 total views, 24 views today

Compartir

 

Deja Un Comentario