19.1 C
Pereira
domingo, mayo 19, 2024

Risaralda espera una abundante cosecha cafetera

Cada año el departamento produce cuatro millones de arrobas de café, el 75% de las cuales se recolecta en la gran cosecha del segundo semestre, entre agosto y diciembre.

Óscar Osorio Ospina

Durante la temporada de intenso calor que hizo temer por un posible racionamiento de energía en el país, los cafetales reportaron una floración sin precedentes que augura que la cosecha cafetera del segundo semestre de este año será abundante. Por ello los cultivadores del grano cruzan ahora los dedos para que las lluvias de los meses de abril y mayo se mantengan en sus niveles normales a fin de que maduren los granos en las sementeras.

El fenómeno de El Niño, si bien asusta mucho, para la caficultura es muy bueno por las floraciones, llegan floraciones muy concentradas y esto representa una concentración alta de cosecha. Luego, viene un proceso donde la planta café necesita de mucha agua, es una especie de motobomba: se necesita que el café absorba mucha agua para engrosar el grano. Eso lo que estamos viendo hoy con la llegada de las lluvias que caracterizan el fenómeno de La Niña”, anotó Jorge Humberto Echeverri Marulanda, director ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros de Risaralda.

En el 2023 el departamento recolectó alrededor de cuatro millones de arrobas anuales a lo largo de la cosecha anual que tiene dos momentos característicos: la llamada Traviesa que se presenta en el primer semestre, la cual aporta un 25% del total, y la cosecha grande en el segundo semestre que entrega el 75% restante. “Pero este año habrá mayor compensación en segunda cosecha, que esperamos sea del 80%”, vaticinó el dirigente cafetero.

Explicó que después de este período soleado viene un proceso de floración muy fuerte en los cafetales, eso hace que las plantas se estresen y ese estrés por el déficit hídrico se ve reflejado en una alta floración. “Si las cosas siguen así, hay la expectativa de una cosecha bastante abundante. Estos meses abril y mayo, históricamente han sido de lluvias en el Eje Cafetero, si esto continúa así, vamos a tener una cosecha de fin de año muy abundante, tres o cuatro floraciones grandes entre enero y febrero, va a estar entre octubre y diciembre, dependiendo de la altura”, indicó Echeverri.

Sin embargo, en las fincas se deben hacer labores culturales a tiempo, tales como la desyerba y las fertilizaciones, en la alianza del Servicio de Extensión del Comité de Cafeteros, para tener una cosecha sana y abundante.

En diálogo con EL DIARIO, el director ejecutivo del Comité de Cafeteros no se atrevió a anticipar la magnitud de la cosecha y anotó que por ahora es difícil hacer ese pronóstico.

En el segundo semestre del año se recolecta en Risaralda el 75% del total de la cosecha cafetera anual.

Menos mapa cafetero

Lo que sí reconoció es que en las últimas décadas el mapa cafetero de Risaralda se ha ido reduciendo, al punto que en el departamento pasamos de un área sembradas en café entre 75.000 a 80.000 hectáreas a unas 43.000 a 45.000.

El mapa cafetero de Risaralda ha sufrido una transformación grande en 30 o 40 años, período durante el cual se han perdido más de 25.000 hectáreas sembradas en café”, anotó Echeverri Marulanda.

Incluso en algún momento Pereira se convirtió en la capital cafetera de Colombia dada su alta producción, la cual ha rebajado sustancialmente en los años recientes porque el área rural se ha destinado a proyectos de urbanismo. Hoy por hoy los municipios más cafeteros del departamento, en su orden, son Belén de Umbría, Santuario y Apía.

La disminución de los cafetales se ha debido al costo de la tierra que se ha dedicado ahora a proyectos urbanos, en especial en Pereira, Santa Rosa de Cabal y Dosquebradas, las fincas se han destinado no al engorde de vacas sino de la tierra”, dijo el líder cafetero.

Sin embargo, la gran ventaja de Risaralda reside en dos aspectos: la juventud de sus cafetales y la asociatividad. Asegura Echeverri que Risaralda es el departamento con cafetales más jóvenes del país con un promedio de 4.9 años, frente a departamentos con cafetales envejecidos por encima de 10 años, y es también el más productivo por hectáreas, el más eficiente y con mayor densidad. Y, a la par, se cuenta con una amplia red de laboratorios y de centros de tostión, así como de grupos de jóvenes que se han apropiado del sector cafetero.

El departamento es también muy fuerte en asociatividad, con alrededor de 23 asociaciones de cafés especiales, de las cuales hay 17 activas, que se han venido fortaleciendo dentro de la apuesta “Risaralda, diversidad de perfiles” y del proyecto con Chec y Gobernaciones de Risaralda y Caldas que está llevando la educación al campo de la mano de varias universidades, en especial de Unisarc.

Como hecho particular, hay que destacar que en su inmensa mayoría los caficultores de esta zona son pequeños productores y propietarios de parcelas que no sobrepasan las cinco hectáreas. En Quinchía, por ejemplo, el promedio de la unidad productiva cafetera es de menos de una hectárea, allí no hay grandes caficultores, mientras que en Santuario ese promedio es de 2.8 hectáreas.

En Risaralda la base gremial y tejido social está conformada por 13 comités municipales, salvo La Virginia, mientras que el Comité Departamental está integrado por doce miembros, seis principales y seis suplentes, elegidos por cuatro años, donde tiene representación todos los municipios cafeteros a excepción de Pueblo Rico.

Base social cafetera

El director ejecutivo del Comité de Cafeteros destacó además la importancia de la base social cafetera que -en un mayoría- está asociada a la Federación Nacional de Cafeteros, gremio que acaba de cumplir 97 años de existencia.

El país es de caficultores de menos de cinco hectáreas y el gremio está unido, dirigido por gerente Germán Bahamón quien acogió los lineamientos que le encomendó el Comité Nacional de Cafeteros de devolver la rentabilidad y sostenibilidad de la federación y las fincas cafeteras”, precisó Echeverri.

En desarrollo de esos lineamientos, los costos y gastos de la federación se han reducido en jun 20% y existen cambios evidentes en el manejo de las empresas pertenecientes a la organización cafetera, como es el caso de Almacafé con la llegada a la gerencia de Iván Galindo que está devolviéndole la confianza a la empresa para que sea rentable, y Café Buen Día que produce café liofilizado, allí llegó a la gerencia Mauricio Trujillo, experto en temas de café y mercado de cafés procesados. Café Buen Día tiene una facturación muy importante en dólares y produce el 7% del café liofilizado del mundo, recursos que permiten devolverle una buena rentabilidad al Fondo Nacional del Café y a la Federación Nacional de Cafeteros.

En relación con el Presidente Petro, aseguró que ha habido mucho ruido y explicó que el Comité Nacional de Cafeteros está conformado por 15 delegados de la base gremial de los departamentos productores (Risaralda tiene a Luis Miguel Ramírez Colorado de Belén de Umbría) y tres ministros y director de Planeación Nacional, los cuales estuvieron reunidos la semana pasada y evidenciaron que hay un buen ánimo y el gobierno nacional quiere trabajar con los cafeteros.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -